18 enero, 2013

NUEVA YORK. EFE Intel, el mayor fabricante de microprocesadores del mundo, anunció ayer que ganó $11.000 millones durante el 2012, 15% menos que en el año anterior.

La compañía de Santa Clara (California, EE. UU.) detalló, tras el cierre de los mercados, que el beneficio neto por acción entre enero y diciembre fue de $2,13, frente a los $2,39 por título del año precedente, cuando ganó $12.900 millones.

La firma estadounidense, que forma parte del índice Dow Jones de Industriales, facturó en el conjunto del año $53.300 millones, lo que supone un retroceso del 1,2% respecto a los $54.000 millones que ingresó en el 2011.

En cuanto al cuarto trimestre –al que más atención prestaban ayer los analistas estadounidenses–, Intel ganó $2.500 millones (51 centavos por acción), un 27% menos que los $3.400 millones (67 centavos por título) del mismo periodo del año anterior.

Mientras, la facturación entre octubre y diciembre descendió a $13.500 millones, lo que representa un 3% menos que los $13.900 millones facturados en el cuarto trimestre del ejercicio precedente.

“El cuarto trimestre ha resultado ser tal como nos esperábamos mientras seguimos trabajando en un entorno económico desafiante”, afirmó al presentar las cuentas el presidente y consejero delegado de la firma, Paul Otellini.

Destacó que la empresa fue capaz en el 2012 de hacer “tremendos progresos” y enfatizó su entrada en el mercado de teléfonos inteligentes y las tabletas, además de seguir trabajando con sus socios para “reinventar el PC”.