· La observación solar fue una de las principales atracciones entre los presentes

Por: Monserrath Vargas L. 14 abril, 2013

“El Sol tiene como 50 millones de años y le faltan otros 50”. Ese fue el dato que capturó la atención de Alessandro Rubí, de 11 años, quien ayer se acercó al Instituto Tecnológico de Costa Rica a celebrar el Día de la Astronomía.

La curiosidad por conocer más acerca de los agujeros negros, la Luna o el Sol fueron sus principales motivaciones para asistir.

También fue el caso de Nuria Hernández y su familia: “Decidimos venir porque mi esposo está incursionando en este tema, compró telescopio, mi hija de 5 años también se está interesando. Nos pareció una actividad bonita para la familia”, dijo esta vecina de Tejar de El Guarco, en Cartago.

La observación solar sorprendió a los presentes. “Hay mucha gente que nunca ha visto el Sol porque es más fácil ver una estrella nocturna que al Sol, porque este nos encandila”, dijo Helberth Núñez, uno de los organizadores de AstroTEC.

Por esa razón, se colocaron un solaroscopio y varios telescopios de observación equipados con filtros. Los asistentes en el Centro de Investigaciones en Computación (CIC) lograron observar manchas solares, así como el viento coronal (parte más externa del astro) y sus colores y protuberancias.

Mauricio Montero, del Colegio Científico de Cartago, aseguró que se acercó porque los agujeros negros lo intrigan. “Son un completo misterio, no se sabe qué son, por qué se hacen”.

El deseo genuino de aprender sobre los fenómenos astronómicos fue evidente también en los niños. Ellos participaron, emocionados, en un taller sobre los cometas y su composición.

Para lograrlo, utilizando materiales como algodón, frijoles y papel seda, niñas como Valeria Rubí aprendieron sobre el tema. Las actividades continuaron el resto del día: charlas, recorridos a escala del Sistema Solar dentro del campus y observaciones nocturnas completaron la jornada.

Etiquetado como: