El año pasado este segmento creció un 26%, comparado con el cierre de 2011

Por: Juan Pablo Arias 7 febrero, 2013

La incursión de las aseguradoras privadas en el mercado costarricense ha puesto un especial énfasis en las pólizas personales (seguros de vida, salud y accidente).

Así lo evidencian las estadísticas de la Superintendencia General de Seguros (Sugese), con corte a diciembre pasado, donde el Instituto Nacional de Seguros (INS) se queda con un 86% del mercado y el 14% restante se lo repartieron ocho firmas nuevas.

Además, el crecimiento real de este segmento, respecto al 2011, fue del 26%. Esta cifra es mayor al 9% que creció el mercado total en competencia; es decir, excluyendo las pólizas obligatorias, que hasta el año pasado operaron como monopolio del INS.

“Tanto en Vida como en Accidentes y Salud se han experimentado crecimientos reales sostenidos desde el 2010; un 47% y un 85% respectivamente, por lo cual su participación a nivel total aumentó”, señala un informe emitido por la Superintendencia.

El crecimiento fue impulsado tanto por nuevas colocaciones del INS como por la expansión de sus competidores.

Nicho atractivo. El crecimiento sobresaliente de este tipo de pólizas no sorprende a los actores del mercado, quienes consideran que fue un segmento que permaneció sin atención por mucho tiempo, dinamizado con la llegada de las compañías privadas al país.

“Desde que se venía la apertura del mercado, el segmento de (seguros) personales se veía que era un nicho natural de crecimiento, porque la participación del INS era baja. Incluso el perfil de muchas de las empresas que entraron tienen un sesgo hacia vida, accidentes y salud”, explicó Tomás Soley.

Las firmas con mayor participación en estas pólizas son Pan American Life, Adisa, Seguros del Magisterio y Mapfre. Juntas han crecido sin robar terreno al INS.

“Estamos en un proceso de crecimiento acelerado, muy interesante. El mercado se está haciendo más grande”, comentó Alfredo Ramírez, gerente de Pan American.

Con esta afirmación coincidió Guillermo Constenla, presidente de la aseguradora estatal.

“Hay mucho por hacer, la cultura de los seguros está empezando a desarrollarse y eso ha permitido que el INS crezca y que, a su vez, las empresas que llegaron a competir también tengan una cuota de mercado, sin que vaya en detrimento de nuestra facturación”, dijo.

Salud y vida. Dentro del segmento, cada aseguradora también se especializa en alguna de las áreas.

Tal es el caso de Pan American Life, que tiene una buena parte del segmento de accidentes y salud.

“Tenemos mucha actividad en el sector corporativo, de beneficios para empleados, como programas de salud (gastos médicos) y accidentes”, comentó Ramírez.

Según datos de la Sugese, este tipo de póliza ha mostrado más dinamismo que las de vida, que suelen estar más ligadas a obligaciones de otras actividades .

“Las pólizas de vida están muy amarradas al crédito bancario”, explicó el superintendente Tomás Soley.

Otras firmas apuestan por participar en todas las áreas.

“Estamos impulsando nuestras pólizas de vida y gastos en modalidad colectiva. En el transcurso del año también estaremos ofreciendo estas pólizas pero dirigidas al mercado individual”, dijo Angelic Lizano, vicepresidente Comercial de Mapfre.