Archivo

Lo que impulsa el desarrollo

Actualizado el 10 de junio de 2013 a las 12:00 am

Incorporación al grupo de países desarrollados requiere más que ingresar a la OCDE

Archivo

Lo que impulsa el desarrollo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La noticia del posible ingreso de Costa Rica al club de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), en algún momento a partir del 2015, es satisfactoria. La OCDE agrupa países que políticamente favorecen la democracia, que privilegian el sistema de mercado, el comercio internacional y el desarrollo económico. Constituye una plataforma que permite compartir experiencias, definir lo que podrían ser las mejores prácticas de gobierno y coordinar políticas entre los (34) países que la conforman.

Aunque es un buen inicio para el propósito, el carné de miembro de la OCDE, cuyo cuartel está en el Château de la Muetteen París, no convierte a Costa Rica en una nación desarrollada ni de buenas prácticas. EE. UU., Alemania y Japón pertenecen a la organización. Pero también Grecia, España e Italia, cuyas prácticas fiscales y laborales difícilmente pueden hoy ser considerados modelos a imitar. El populismo, uno de los más notables enemigos del progreso, todavía campea en algunos países de la OCDE (por ej., en Francia e Italia).

Como mandato bíblico, el pan de cada día nos lo hemos de ganar con el sudor de (nuestra) frente, adoptando motu proprio buenas prácticas como las que paso a comentar.

En materia de educación –que al destinatario ayuda a apreciar y a ganarse la vida–, Alemania acentúa el contenido vocacional y prepara a los jóvenes para desempeñarse en determinadas ocupaciones. Ello en parte explica su bajo nivel de desempleo juvenil. Pero en otros países de la OCDE la educación privilegia las humanidades y, ante una crisis, pocos empresarios están dispuestos a contratar masivamente a poetas.

En realidad, un balance de oro entre una y otra orientación es lo que en esta materia procede, pues si bien la educación aplicada permite a los jóvenes encontrar chamba, no los prepara lo suficiente para enfrentar, en sus años otoñales, cambios violentos en el mercado de trabajo. Además, “¿para qué tractores sin violines?”.

La calidad y cobertura de la educación son importantes, pero igualmente lo es contar con mercados laborales flexibles, donde los salarios puedan ajustarse, con rapidez, a la productividad y con igual celeridad puedan los patronos reducir el empleo redundante. Lo mismo podría decirse de la disciplina fiscal y de la eficacia del sector público.

PUBLICIDAD

La apertura al comercio exterior sin duda contribuye al crecimiento económico. La firma de tratados de libre comercio (innecesarios si el comercio no hubiera sido oficialmente restringido antes) también es importante. Mas su administración tiene un costo y hasta podrían aparejar desvío, y no creación, de comercio. Sin embargo, más importante que dichos tratados resultó ser la adopción, a una tasa creciente a partir de mediados de la década de 1950, de unas humildes cajas metálicas de tamaño uniforme, más conocidas como containers, que redujeron de manera impresionante el costo del transporte internacional de mercancías (en tiempo de carga y descarga, deterioro y robo de mercadería, seguros, tiempo perdido por huelgas, etc.), lo que contribuyó a aumentar la competencia entre los países.

Según estudios, los humildes contenedores, fruto de la imaginación empresarial y sana búsqueda del lucro, contribuyeron a la globalización, y al bienestar mundial, más que todos los tratados de libre comercio firmados en el último medio siglo.

La meta de que Costa Rica se incorpore al grupo de países desarrollados requiere más que ingresar a la OCDE. Es necesario garantizar un esquema de gobierno que estimule (en vez de envidiar y castigar) el empresariado, que destierre el populismo y que la ciudadanía elija para los cargos de representación popular verdaderos líderes, que tengan un claro norte compatible con la democracia y el sistema de mercado, que sepan definir y poner en práctica acciones concretas para llegar a él. Líderes que estén dispuestos a luchar por las reformas necesarias y, de ser necesario, a sacrificar momentáneamente su popularidad personal, y la de sus partidos, en pro de la causa.

  • Comparta este artículo
Archivo

Lo que impulsa el desarrollo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota