Esta semana nuevamente se recibió a un menor con severas quemaduras producto de un accidente mientras usaba este tipo de dispositivos

Por: Patricia Recio 31 mayo, 2013
Según los expertos, el uso de andadera más bien retrasa la marcha (caminar). Foto con fines ilustrativos.
Según los expertos, el uso de andadera más bien retrasa la marcha (caminar). Foto con fines ilustrativos.

San José (Redacción). Los médicos del Hospital  Nacional de Niños nuevamente hicieron un llamado a eliminar el uso de andaderas en bebés, luego de que esta semana ingresara un niño de 10 meses con severas quemaduras.

Según el centro médico, por año llegan unos 10 niños en promedio, quemados tras sufrir accidentes en el momento que estaban en la andadera.

En el caso del menor de esta semana, sufrió quemaduras en un 15% de su cuerpo tras jalar el cable de una cafetera con agua hirviendo.

Según el doctor Carlos Siri, jefe de la Unidad de Quemados, el pequeño se encuentra en proceso de recuperación, luego de estar varios días en la Unidad de Cuidad Intensivos.

Siri dijo que desde hace mucho tiempo, a las andaderas se les cumplió el plazo para desaparecer.

El especialista aseguró que es importante que en nuestro país se adopten estrategias similares a las de Canadá, donde se prohibió la fabricación, importación, publicidad comercial y la venta formal o informal de andaderas, dando instrucciones a todos sus ciudadanos para que inmediatamente detengan su uso y las destruyan.

“En Costa Rica debemos dar este paso, es por esto que en el menor plazo posible lucharemos por tener esta regulación para nuestro país, esperamos contar con el apoyo respectivo”,  añadió.

Además de las quemaduras, en el hospital atienden otras emergencias producto del uso de estos dispositivos como fracturas, traumatismos craneoencefálicos e intoxicaciones.

En el caso de las quemaduras, explicaron que generalmente se trata de casos de menores de un año que queman por líquidos muy calientes, típicamente estos pequeños pueden alcanzar objetos de manera mucho más veloz (hasta 3 metros por segundo), a lo que se suma la desatención de los adultos.

El hospital también reportó la muerte de un menor el año pasado.

La andadera, según el doctor Siri y el doctor Róger Vargas, médico fisiatra del mismo centro médico, no aceleran el proceso de aprendizaje de caminar y más bien disminuyen las habilidades de locomoción de la población infantil que las utiliza.

Los médicos recomiendan que el niño aprenda a caminar de manera natural, pues así se facilita el proceso de la marcha y desarrolla un sinnúmero de destrezas. .