Por: Monserrath Vargas L. 10 febrero, 2013

Una sola inyección ayudó a reestablecer parcialmente la audición en ratones jóvenes y por esa razón, los científicos consideran que podrían estar ante una promisoria medida para luchar contra el síndrome de Usher, una enfermedad genética que provoca sordera y pérdida gradual de la visión .

El estudio fue publicado en la revista Nature Medicine . La inyección, o parche, que hizo oír a los ratones durante meses, es un fragmento creado en el laboratorio de RNA, que es “pariente cercano” del ADN. El medicamento fue diseñado para interferir con los efectos de un gen defectuoso.

“Es un hallazgo muy prometedor y notable” , comentó el doctor Henry Paulson, especialista en enfermedades neurodegenerativas de la Universidad de Michigan.

Aunque advirtió que “curar a un ratón es muy diferente de curar a un ser humano” , sí manifestó un optimismo cauteloso.