12 noviembre, 1997

Primero se pensó en producir serigrafías, ya fuera en Puerto Rico o en Panamá. Sin embargo, Rodolfo Stanley sugirió que se podía hacer algo similar y más barato, con la técnica del grabado.

 Isidro Con Wong, Rodolfo Stanley, Roberto Herrera y Nery Alvarez (en orden usual) durante la presentación de la carpeta de grabados.
Isidro Con Wong, Rodolfo Stanley, Roberto Herrera y Nery Alvarez (en orden usual) durante la presentación de la carpeta de grabados.

Esta fue la génesis de una carpeta que incluye tres grabados, obras de los artistas Rodolfo Stanley, Isidro Con Wong y Rafa Fernández, que pretende convertirse en un paquete de colección que a la vez ayude a recaudar fondos para la Asociación pro Ayuda al Niño Quemado.

La carpeta, parte de una campaña de recolección de fondos llamada Hacer una buena obra es un arte, fue presentada ayer, durante una conferencia de prensa realizada en el Museo de los Niños y en la que participaron Stanley, Con Wong, Nery Alvarez, presidenta de la asociación, y el doctor Roberto Herrera, director de la unidad de Niños Quemados del Hospital Nacional de Niños.

"Tanto para Isidro como para mí, es la primera vez que participamos en una campaña de este tipo", comentó Stanley.

En tanto, Con Wong, quien se estrenó como grabador para esta campaña, manifestó que se trata de una "participación modesta, casi simbólica". "El interés mío es poder contribuir con una cruzada tan justa", añadió.

La carpeta tiene un precio de ¢110.000 y se espera recaudar unos ¢33.000.000, dinero que se invertirá en partes iguales en una campaña de prevención que montaría la asociación y en la compra de insumos para la atención de los pacientes en la unidad de Niños Quemados.

Las carpetas se encuentran a la venta en el Centro Costarricense de la Ciencia y la Cultura (Museo de los Niños) y en las galerías Real, Valanti, Meson Deco y Casa Real.

Etiquetado como: