Con incentivos y nuevas plazas, gasto en remuneraciones sube al 9,8%

Por: Patricia Leitón 7 septiembre, 2012
 El Gobierno quiere contratar 500 policías más el próximo año. Estos navegan por el río San Juan. | ARCHIVO
El Gobierno quiere contratar 500 policías más el próximo año. Estos navegan por el río San Juan. | ARCHIVO

El Proyecto de Ley de Presupuesto Ordinario para el 2013 prevé recursos para cubrir un alza salarial máxima del 4,5% a los trabajadores del Gobierno Central en el 2013, explicó el ministro de Hacienda, Édgar Ayales.

Dicha alza en los salarios bases se divide en un 2% para el primer semestre del 2013 y un 2,5% para el segundo.

Este año el incremento fue de ¢5.000 para el primer semestre y del 2,66% para el segundo.

El ministro detalló que, pese a ese aumento, las remuneraciones aumentarán casi el doble –un 9,8% en el presupuesto del 2013 respecto al plan de gastos autorizado hasta agosto de este año–.

Eso, debido, principalmente, a los incentivos salariales (por ejemplo, anualidades y la dedicación exclusiva), e influye también la creación de 3.189 nuevas plazas en el Gobierno Central.

El monto presupuestado para pagar los incentivos el próximo año (¢793.477 millones) supera al previsto para afrontar las remuneraciones básicas (¢777.604 millones).

Por ello, el ministro insistió en controlar los incentivos, como lo pretende el proyecto de ordenamiento de las retribuciones adicionales al salario base, que analiza la Comisión de Salarios y que enfrenta la oposición de los sindicatos.

Rodrigo Aguilar, presidente de la Confederación Rérum Novárum, comentó sobre los datos del presupuesto divulgados por Hacienda que, si el número de empleos se hubiera mantenido estático para el 2013, en lugar del 9,8% de aumento, el presupuesto de remuneraciones subiría solo un 7,5%.

Añadió que el incremento salarial previsto es cercano a la inflación estimada por el Banco Central para el 2013 (del 5%).

Nuevas plazas. De las 3.189 nuevas plazas que el Gobierno quiere contratar, 1.504 son para el Ministerio de Educación, 500 para el de Seguridad Pública, 466 para el de Obras Públicas y Transportes, 297 para el Tribunal Supremo de Elecciones, 250 para el Ministerio de Justicia y Paz, 156 para el Poder Judicial y 16 para la Contraloría General de la República.

En la exposición de motivos del Proyecto se explica que, en el caso del Ministerio de Educación, las 1.504 plazas son para “atender el incremento en la matrícula de los centros educativos existentes, la apertura de siete liceos rurales, la apertura de cinco nuevos colegios técnicos, la transformación de 12 colegios académicos en colegios técnicos, la creación de secciones nocturnas técnicas, entre otros”.

En el caso del Ministerio de Seguridad, las 500 plazas son para policías, y en el Ministerio de Obras Públicas 466 son para oficiales del Tránsito.

El ministro Ayales explicó que, además, hicieron un reacomodo de personal en el Ministerio de Hacienda, donde trasladaron 141 plazas de diferentes áreas a la de ingreso.