Hacienda vendió pocos valores ayer al no dar el rédito que inversionistas piden

Por: Patricia Leitón 29 enero, 2013

El Gobierno enfrenta en estos días una presión en el mercado de valores para incrementar los rendimientos de sus títulos, lo cual es contrario a su interés de bajar las tasas de interés.

Una primera presión se refleja en el precio de sus valores en el mercado secundario (donde los títulos se negocian por segunda o más veces), donde en las últimas dos semanas algunos bajaron de precio y por lo tanto su rendimiento subió.

Un ejemplo es el del título G280318 del Ministerio de Hacienda, que vence en el 2018, el cual pasó de tener un rendimiento de 8% el 18 de enero, a 8,44% el 24 de enero, con lo cual quebró su tendencia a la baja.

Una segunda presión se nota en los resultados de la subasta de ayer (que es el mecanismo mediante el cual el Gobierno vende sus títulos por primera vez).

Ayer, el Gobierno vendió bonos por ¢542 millones, lo cual es poco comparado con la subasta anterior, donde asignó ¢26.752 millones a los inversionistas.

Posibles causas. “Lo que estamos viendo es una reacción de temor por parte de los inversionistas locales a las medidas anunciadas por el Gobierno para detener el ingreso de capitales, comentó Douglas Montero, analista del puesto de bolsa Mercado de Valores.

Agregó que la mejor medida para frenar ese flujo, en este momento, es una baja en la tasa de interés, pero al existir miedo o incertidumbre los inversionistas venden sus títulos y eso hace que los precios caigan y los rendimientos suban.

Carolina Hernández, jefa de Negociaciones Bursátiles del puesto de bolsa Aldesa, comentó que en la baja de precios de títulos de estos días pudo influir que inversionistas que compraron valores a finales del año pasado vendan ahora para obtener ganancias de capital.

Mediante una respuesta escrita, el Ministerio de Hacienda manifestó que el incremento en los rendimientos en el mercado secundario podría ser algo temporal.

“Es probable que este incremento sea un fenómeno temporal, que se revertiría una vez que sea evidente que Hacienda aún considera altas las tasas actuales sobre títulos valores, dado el nivel de las tasas internacionales”, señaló.

Vidal Villalobos, vocero de Portfolio Advisory Group de Scotiabank, comentó que el resultado de la subasta de ayer puede tener dos explicaciones: que el mercado no está dispuesto a dar recursos a Hacienda a tasas más bajas que las que se observan en las convocatorias previas y en el mercado secundario, y la otra es que la no asignación por parte de Hacienda se interprete como que el ente fiscal no está urgido de recursos.

Colaboró Juan Pablo Arias.