3 marzo, 2013

Una fuga que sucedió ayer, en horas de la mañana, en La Uruca, San José, al costado sur de la Pozuelo, dejó a 20.000 personas sin agua y causó una gran presa en el sector, ya que convirtió la calle en un río. Las cuadrillas de Acueductos y Alcantarillados (AyA) intentaron controlarla y reparar el tubo de hierro fundido, de 150 milímetros. Según Eduardo Lezama, subgerente de (AyA), la tubería colapsó ya que tiene más de 40 años.

Etiquetado como: