Caso se denunció en Tributación, pero entidad solicitó mandarlo al MEIC

Por: Marvin Barquero 9 octubre, 2012
 Florida defendió la ampliación en la oferta de cervezas, pero pidió que la competencia sea leal. | ARCHIVO
Florida defendió la ampliación en la oferta de cervezas, pero pidió que la competencia sea leal. | ARCHIVO

La empresa Florida Bebidas pidió a la Dirección General de Tributación que indague una creciente importación de cervezas a precios muy bajos.

La denuncia se basó en el supuesto pago irregular de impuestos, dijo la directora de Relaciones Corporativas de Florida Ice and Farm Co., Gisela Sánchez.

El Ministerio de Hacienda, al cual pertenece Tributación, confirmó la denuncia y dijo que la Dirección de Fiscalización de Tributación realiza la revisión de los márgenes de ganancia para dar seguimiento a los importadores, mayoristas y detallistas.

Hacienda agregó que la Dirección General de Aduanas, otra de sus dependencias, revisó los precios a nivel de importación y recomendó al interesado reorientar la denuncia al Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC) por el tema de supuesto dumping o competencia desleal.

Hasta ayer no se tenía en el MEIC denuncia del caso.

Cynthia Zapata, directora de la Oficina del Consumidor, dijo que en un caso por dumping se tiene que revisar tanto los precios de productos importados como los de fabricación local, para determinar dónde está –si existe– la distorsión.

Un caso de competencia desleal, agregó, implica importaciones por empresas establecidas y no contrabando hormiga, como se ha denunciado en licores.

Las cifras reflejan un notable aumento en la entrada de cerveza. En el 2008, el país importó ese producto por un valor de $5,9 millones. Bajó a $3,9 millones al año siguiente con el impacto de la crisis económica, pero el año pasado ascendió hasta $6,9 millones.

Entre enero y abril de este año (último dato disponible), las importaciones de cerveza de malta iban ya por $2,65 millones, según la página web de la Promotora del Comercio Exterior (Procomer), con datos del Banco Central.

Desleal. Sánchez calificó de buena la competencia en el mercado. “Nosotros vemos con muy buenos ojos –dijo– que haya nuevas marcas y que el consumidor tenga la mayor cantidad de donde elegir”.

“El problema –detalló– es que algunas de estas marcas están entrando sin el pago correcto de impuestos, hay precios que son demasiado bajos que en realidad no cubren ni siquiera los materiales para poder producir una cerveza y mucho menos importarla de lejos”.

Esta compañía produce aquí las marcas Imperial, Pilsen, Bavaria, Rock Ice, Kaiser, Heineken y Bremen. Además, distribuye en el mercado local Toña y Gallo.

Sánchez recordó que la cerveza nacional ya está con gran suceso en muchos mercados externos, entre ellos Australia y China.

En la parte de compras de Grupo Pampa, uno de los distribuidores de licores, se dijo que el problema con las importaciones es muy grande, pero no se lograron obtener datos ayer con el vocero oficial Pablo Carnevale.

Alberto Guardia, gerente financiero de Distribuidora La Isleña, consideró también que la caída de casi 20% en el precio del dólar se refleja en el precio final de las cervezas en Costa Rica.