Abogado fue llamado a hablar sobre supuestas irregularidades

Por: Esteban Oviedo 21 abril, 2013

La Fiscalía Anticorrupción llamó a declarar al abogado que denunció supuestas irregularidades en la concesión que el MOPT otorgó a la empresa brasileña OAS, para operar por 30 años la carretera San José-San Ramón.

Alberto Rodríguez Baldi fue convocado para mañana, a las 9 a. m., en los tribunales de San José.

Ayer, Rodríguez afirmó que se hará presente tanto para ratificar como para ampliar lo que denunció penalmente días atrás. Según dijo, informará a la Fiscalía de nuevos detalles que pueden ayudar en la investigación.

El abogado argumentó que, en el trámite de la concesión de la vía, pudo haber incumplimiento de deberes, tráfico de influencias y asociación ilícita.

A raíz de la denuncia de Rodríguez, el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) allanó el lunes pasado el edificio del Consejo Nacional de Concesiones (CNC), en San José, a fin de secuestrar la documentación relacionada con el contrato de la carretera.

Ese día, la Fiscalía comunicó que la investigación se abrió contra ignorado, lo cual significa que hasta ese momento no había personas imputadas.

El Gobierno, por su parte, sostiene que el otorgamiento de la concesión cumplió con todos los requisitos legales, así como las justificaciones técnicas y económicas. En tanto, el Consejo de Concesiones, órgano adscrito al Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), comunicó que respetaría la investigación.

Entre otras cosas, Alberto Rodríguez argumentó en su denuncia que el proyecto de ampliación de la vía no vale los $524 millones que dice el contrato de concesión y que se debe hacer un peritaje de costos.

En su criterio, el precio se basó en un “estimado especulativo, lesivo al interés público”.

Asimismo, cuestionó el hecho de que el Gobierno reviviera una concesión que fue adjudicada en el 2004 a otra empresa (Autopistas del Valle). Para él, el proceso debió declararse desierto porque las obras nunca empezaron en manos de esa compañía.

La firma brasileña OAS asumió la concesión luego de negociar un traspaso con Autopistas del Valle.

Rodríguez también alega que la concesión autoriza peajes exagerados y que se variaron cláusulas internas del contrato. Agregó que mañana detallará supuestos documentos que fueron ocultados para permitir la concesión.