Fiscal General debía tener un permiso previo de la Corte para actuar

Por: Aarón Sequeira 15 marzo, 2013

El Ministerio Público capturó de forma irregular la computadora de la secretaria personal del diputado Wálter Céspedes, del Partido Unidad Social Cristiana, según lo determinó la Sala III de la Corte.

Así lo determinaron los magistrados en la resolución tomada el pasado miércoles, y prohibieron al fiscal general, Jorge Chavarría, que busque en la computadora, asignada a la secretaria del legislador, un correo enviado al ministro de la Presidencia, Carlos Ricardo Benavides.

Chavarría investiga de oficio la comunicación que el diputado rojiazul envió a Benavides, el 22 de enero, para pedir el nombramiento de dos sobrinas en el Ministerio de Educación, y de una conocida en el de Salud. El correo finaliza con la frase: “Espero instrucciones. Ya cumplí con mi parte hoy”.

Jorge Chavarría visitó el despacho del ministro de la Presidencia y se llevó la computadora de la secretaria , el 13 de febrero. Lo mismo hizo en el despacho del diputado Céspedes, el 20 de febrero.

Los magistrados de la Sala Penal destacaron que Chavarría solamente solicitó permiso para conocer el contenido de la computadora, luego de haberla capturado, pero según la Ley sobre Registro, Secuestro y Examen de Documentos Privados e Intervención de las Comunicaciones, debía tener un permiso previo (de los magistrados).

“El ámbito de cobertura de las oficinas de diputados incluyen las de sus colaboradores”, dijo la magistrada Doris Arias.

No se abre. La resolución negó la apertura de la computadora de la secretaria de Céspedes y le recordó al presidente de la Asamblea Legislativa, Víctor Emilio Granados, sus potestades, que no son las de permitir el ingreso a despachos.

“Acatamos y respetamos la posición de la Sala III”, dijo Granados, quien reconoció su error como jerarca legislativo e insistió en que ya pidió perdón a Walter Céspedes.

El socialcristiano, a través de su abogado, Belisario Solano, pedirá a la Sala III desestimar el caso en su contra por supuesto tráfico de influencias en beneficio de familiares y allegados. “Me complace esa resolución. El presidente se atribuyó derechos que no tiene”, dijo Céspedes.

Chavarría dijo ayer por la mañana que no le habían notificado la resolución, por lo cual no daría declaraciones hasta conocerla. Añadió que el contenido de la resolución se filtró, y que pediría a la Inspección Judicial investigar esa filtración.