Obispos costarricenses dirigirán celebración a las 11 a. m.

 28 febrero, 2013

San José (Redacción). Adriana Quesada rezó sus oraciones matutinas, desayunó algo ligero y salió temprano a la Catedral de San José para conseguir un buen puesto en la misa que ofrecerán hoy los obispos ticos por el pontificado de Benedicto XV I.

A las 11 a m., será la celebración presidida por los siete obispos nacionales y el representante del Vaticano en el país, el nuncio Pierre Nguyên Van Tot .

Quesada, vecina de Filadelfia de Guanacaste, viajó con su hermana para asistir a la celebración: “Es importante que los católicos nos unamos en oración por el Papa y por el nuevo guía que tendremos cuando Benedicto XVI deje su misión de iluminarnos”, dijo la joven de 17 años.

“La mayoría de costarricenses no podemos decir ‘adiós’ en la plaza de San Pedro (...), pero sí podremos unirnos en oración con nuestros pastores para agradecer a Dios por el Papa que nos ha regalado estos años, y para pedir la luz de su Espíritu en la elección del nuevo romano pontífice”, expresó, por su parte, el canciller de la Curia metropolitana, Daniel Blanco.

En todo el mundo, congregaciones católicas realizan misas en sintonía con la salida de Benedicto XVI, quien dejará de ser jefe de la Iglesia católica hoy, a las 7 p. m., hora del Vaticano (1 p. m. en Costa Rica).

En la Catedral de San José, estará vacía la silla que ocupaba el obispo Oswaldo Brenes Álvarez quien falleció el 11 de febrero , precisamente el día cuando el Papa puso su renuncia .