Pocas productoras. Ministerio de Cultura adjudicó los conciertos por medio de tres productoras: Decente Showtec, Nova Prime y Alma Producciones

Por: Natalia Díaz Zeledón 14 mayo, 2015
Tarima improvisada. Los brasileños de Aphanador Só tocaron el sábado 25 de abril, en el Cenac. Diana Méndez.
Tarima improvisada. Los brasileños de Aphanador Só tocaron el sábado 25 de abril, en el Cenac. Diana Méndez.

Poco más de ¢372 millones del presupuesto total (¢782 millones) del Festival Internacional de las Artes (FIA) fue adjudicado en tres contratos artísticos, todos ellos para presentaciones internacionales.

Pese a los atrasos y carreras con las contrataciones , esas tres salieron a tiempo, antes del FIA: las empresas Nova Prime Entertainment S. A. y Alma Producciones S. A. tuvieron la aprobación de sus órdenes de compra el 24 de marzo; Decente Showtec S. A., la obtuvo el 21 de abril.

Esta última corresponde al grupo La Ley ( ¢99.450.000 ), representado por Gustavo Pacheco y cuya presentación se reprogramó para el 20 de junio en la Antigua Aduana.

Luis Arias , representante legal de Nova Prime, ofertó en ¢113.905.000 a cinco de los artistas que ofreció el sello disquero Intolerancia: los rockeros brasileños Aphanador Só (tres conciertos); los argentinos de Violentango (cuatro conciertos); la chilena Camila Moreno (cuatro conciertos) y los colombianos de Colectro (tres conciertos) y Skampida (tres conciertos).

Según confirmó Darren Mora, coordinador de la música del FIA, todos ellos cumplieron con al menos dos presentaciones en el Centro Nacional de la Cultura (Cenac), donde se reubicaron los conciertos de las sedes de Acosta, Alajuelita y Desamparados.

Sin embargo, la contratación artística más costosa en la que invirtió el FIA corresponde a la adjudicada a Alma Producciones S.A., con un valor de $295.000 (poco más de ¢158,5 millones al tipo de cambio actual), sobre los cuales el Ministerio de Cultura aplicó además un 10% de diferencial cambiario (para cubrir la fluctuación del tipo de cambio), por lo que solicitó un total de ¢175.230.000, monto calculado a la fecha de la adjudicación en marzo.

La oferta de Alma reúne a seis artistas internacionales, según detalló el representante legal de la empresa, Freddy Funes, el pasado 30 de abril.

La oferta incluye presentaciones de los uruguayos No te va a gustar (dos conciertos); los argentinos de La Zimbabwe (cuatro conciertos) y Juan Campodónico (dos conciertos y una charla sobre producción discográfica); la compañía de teatro español La Tal (diez presentaciones), y a los otros dos artistas reprogramados para junio: León Gieco (dos conciertos y la proyección de su película Mundo Alas ) y Miguel Mateos (un concierto).

Salvo estos últimos, el resto de los artistas cumplió con sus presentaciones. La Tal se presentó en las cuatro sedes del FIA y los actos musicales fueron reubicados a la tarima del Cenac, excepto Juan Campodónico, que tuvo que trasladarse a Ciudad Colón para tocar la noche de cierre del FIA.

Funes especificó que $180.000 fueron los ingresos repartidos a los artistas por su trabajo; los otros $115.000 comprendían los gastos de la producción, viáticos de estadía (hotel y alimentación), gastos de sobrecargo en aduanas (para la escenografía de la tal) y unos $59.000 (20% del total) por representación artística.

Otras cifras. El 29 de abril, el Ministerio de Cultura desglosó la cifra de más de ¢605 millones ejecutados del presupuesto del FIA.

En esa información se determinó que se habían gastado poco más de ¢587 millones, entre artistas nacionales e internacionales. Hay que considerar que el informe entregado por la exministra Elizabeth Fonseca no menciona nada de estos contratos ni del presupuesto en general.

De las tres ofertas aprobadas en CompraRed mencionadas anteriormente, tanto la de Alma Producciones como la de Nova Prime solicitaron adelantos del 50%, acreditados a sus cuentas bancarias al 27 de marzo. El resto del dinero, además del monto total del concierto de La Ley, debían pagarse “a más tardar el viernes 8 de mayo del 2015”.

No fue posible corroborar si el Ministerio de Cultura ya ha girado los dineros correspondientes a estas contrataciones directas.