Por: Vanessa Loaiza N. 11 septiembre, 2012

Desde este miércoles 12 de setiembre y durante siete días no operarán los ferris que enlazan las rutas Puntarenas-Paquera y Puntarenas-playa Naranjo.

Según un comunicado de prensa del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), durante el periodo de suspensión se removerán 15.000 metros cúbicos de sedimentos que afectan la profundidad de la zona de atraque.

La información fue confirmada por Fernando Araya, de la División Marítimo-Portuaria del MOPT. La obra fue adjudicada a la empresa belga, Jan de Nul, que actualmente trabaja en el dragado capital de puerto Caldera.

“La suspensión obligará a las comunidades y comercios del sur de la península de Nicoya (Lepanto, Jicaral, Paquera, Cóbano y lugares circunvecinos) a utilizar el puente de La Amistad, sobre el río Tempisque; es decir, a transitar por las rutas nacionales 18 (Pueblo Viejo-Limonal), 21 (Nicoya-Jicaral) y 160, que bordea toda la península de Nicoya y que están operando con normalidad”, agrega el comunicado.

Esta decisión afectará durante toda la semana a unas 10.000 personas y 2.500 vehículos en el ferri Puntarenas-Paquera, y a otras 4.000 personas y 700 autos en el trayecto Puntarenas-playa Naranjo, según las estimaciones del MOPT.

El recorrido terrestre entre Puntarenas y Paquera o playa Naranjo podría aumentar hasta en dos horas el viaje que el ferri hace en una.

“Dadas las dimensiones de la draga que removerá el sedimento y por razones de seguridad, no es posible realizar los trabajos y mantener operando los servicios de ferris, por lo que se definió la suspensión por siete días”, justificó Araya.

Etiquetado como: