Archivo

La tribuna del idioma

Muy feliz Día del Padre

Actualizado el 16 de junio de 2013 a las 12:00 am

Archivo

Muy feliz Día del Padre

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Cuando celebramos el Día del Padre, este columnista –que fue hijo y nieto, y que ahora es padre' y abuelo (es decir, padre de los “grandes” si el español se hubiera adherido a las estructuras léxicas del grandfather inglés o del grand-père francés)– tiene que ver cómo conjuga estas dos realidades: paternidad e idioma.

¿Qué dice de padre la Academia? Muchas cosas. Veamos algunas.

Varón o macho, respecto de sus hijos. Adj. Coloquial : muy grande. Se armó un lío padre [modalidad muy típica del español peninsular]. Coloq. Méx. estupendo [hay que agregar que este adjetivo mexicanista tiene, incluso, aumentativo: Este proyecto está padrísimo ].

Padre de la patria. 1.Título de honor dado a alguien por los especiales servicios prestados al pueblo. 2. irón . diputado a Cortes o senador. [Leyeron bien: llamar padres de la patria a los diputados es una ironía . Lo dice la Real Academia Española]. Padre Santo [más frecuentemente Santo Padre ]. Por antonom. Papa (Sumo Pontífice).

De padre y muy señor mío. Loc. adj. coloq. Dicho de una cosa: De gran intensidad o magnitud [es peninsular: Recibió un castigo de padre y muy señor mío ].

Sin padre ni madre, ni perro que me ladre. Loc. adv. coloq. Para manifestar la total independencia o desamparo en que se halla alguien [de nuevo predominantemente españolismo].

Todo este cúmulo de usos y acepciones –muchas de ellas frías, equívocas y hasta irónicas– nos ha conducido más bien a buscar un término más cordial, más entrañable. Lo adivinaron: papá . Este papá , si el lenguaje tuviera un poco de lógica, no debió haber pasado nunca de papa , vocablo de origen expresivo utilizado ya en la lengua de los antiguos romanos. Fueron los franceses, en cuyo idioma todas las palabras son agudas, los que nos recetaron ese papá oxítono, que se hizo general en América, y en España ser reservó, en cambio, para determinadas situaciones y entre personas de alto estatus. De ahí la locución, que registra el DRAE: “hijo de papá ” (“hijo de papi ”, dirían otros) con el significado de “persona bien situada, más que por sus propios méritos, por el influjo o el poder de sus padres”.

PUBLICIDAD

Como diminutivos se emplean papaíto , el más normal en España, y papito , en América. También es correcta la forma papacito , que en América suele alternar con papito y papaíto , y que en países como México es el diminutivo más frecuente. En todo el ámbito hispánico se usa también la forma hipocorística papi ».Y no podemos olvidar el americanismo tata : sí, mi tata; tatica Dios ...

¡Feliz Día del Padre! ¿O debería decir... del Papá... del Papi... del Tata?

  • Comparta este artículo
Archivo

Muy feliz Día del Padre

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota