El objetivo es mejorar la calidad de vida de animales en cautiverio

Por: Hugo Solano 10 abril, 2013

San José (Redacción). Dos Yaguarundies recibieron esta mañana atención dental y otros exámentes rutinarios en la clínica del Zoológico Simón Bolívar.

El odontólogo Marco Masís, explicó que a una vez al año se les hace un control. Esta vez la hembra tenía una fractura en una muela, por lo que se la extrajeron.

“Aunque estén enjaulados, tienen buena calidad de vida y el objetivo es prorrogarles esa buena condición” dijo el veterinario.

Al macho se le removieron caries y una pieza con enfermedad periodontal.

El promedio de vida de estos mamíferos es de 15 años.

El macho se crió en cautiverio y la hembra la tenía una señora en cautiverio, como un gato, y le habían extraído los colmillos. No se devuelve a la selva porque tiene disminuida su capacidad para cazar afirmó Masís, investigador de la U Latina.

El ha realizado decenas de intervenciones odontológicas en especies silvestres y ha colaborado en diversas ocasiones revisando la dentadura de otros mamíferos.

El Yaguarundí es del tamaño de un gato doméstico y su cara se parece a la del puma.

En esta especie las madres tienen de uno a cuatro cachorros.

Se alimenta de pequeños mamíferos, aves, reptiles y anfibios, así como peces que quedan atrapados en las orillas de los ríos.