Por: José Pablo Alfaro Rojas 26 julio

Cuando solo faltaban dos minutos para el final del compromiso, la Selección de Estados Unidos marcó la anotación que le permitió superar a Jamaica, 2-1, y levantar el título de campeón de la Copa Oro.

Luego de utilizar un plantel alternativo en la fase de grupos del certamen, el timonel Bruce Arena llamó a la mayoría de su equipo estelar para disputar la etapa decisiva y adueñarse del torneo en casa.

Morris celebra con Bradley el tanto de la victoria. | AP
Morris celebra con Bradley el tanto de la victoria. | AP

El enfrentamiento de anoche fue muy parejo durante varios lapsos, pese a que los norteamericanos se pusieron arriba en el marcador durante la inicial, cuando Jozy Altidore anotó de tiro libre al minuto 45’.

En el segundo periodo, el plantel isleño equiparó las acciones y logró la paridad, gracias a la anotación de Je-Vaughn Watson al minuto 50.

El tanto de la igualada obligó a EE. UU. a ir en busca de la anotación para así recuperar el título, pues en la última edición del torneo, el equipo azteca acabó con la corona.

Después de mucha insistencia y poca claridad para superar la retaguardia de Jamaica, apareció uno de los mejores hombres de EE. UU. en el certamen: Jordan Morris.

La zaga de Jamaica se quedó corta en sus intenciones de rechazar el balón y ahí fue donde apareció Morris para perforar los cordeles, al 88’.

Ciertamente, Arena continúa con buen paso, ya que retomó el rumbo de la eliminatoria y ahora gana el torneo del área.

Etiquetado como: