Por: Patricia Leitón 30 agosto, 2012

El Ministerio de Hacienda presentó, el lunes pasado, ante la Asamblea Legislativa, un texto sustitutivo del Proyecto de Ley para el Manejo Eficiente de las Finanzas Públicas, en el cual disminuye, respecto al plan original, el aporte que las entidades supervisadas deben hacer para atender los gastos de las superintendencias.

El plan original indicaba que los bancos, puestos de bolsa y operadoras de pensiones, entre otros, costearían el 100% de dichos gastos.

En el texto sustitutivo se propone que en el primer presupuesto elaborado tras la vigencia de la ley (si se aprueba) el aporte sea de un 30%, y en el año siguiente del 40%. Actualmente es del 20%.

Alejandro Solórzano, presidente de la Asociación Costarricense de Operadoras de Pensión, comentó que los costos de supervisión deben ser asumidos por el Estado pues es una tarea de interés público, y, si lo pagan los supervisados, estos se lo trasladarán, vía precio, a sus afiliados o clientes.

Gerardo Corrales, presidente de la Asociación Bancaria Costarricense, dijo que es un tema en estudio pues los costos de supervisión tienen impacto diferente, según el tipo de entidad.

Anabelle Ortega, directora ejecutiva de la Cámara de Bancos e Instituciones Financieras, comentó que el aporte debe ser escalonado y que debe fijarse un límite en la ley al crecimiento de los presupuestos de las superintendencias.