Estudio realizado con 1.700 niños de ocho países europeos analizó sus gustos en sal, grasa, azúcar y glutamato monosódico

 26 abril, 2013

San José (Redacción). Decime de donde sos y te diré qué sabor preferís. A esta conclusión llegó un estudio que analizó los gustos en sal, grasa, azúcar y glutamato monosódico de 1.700 niños de ocho países europeos.

Esta investigación subraya la importancia que tiene el país de residencia, la cultura y la edad en la preferencia por determinados sabores .

Además, contradice la creencia de que a todos los menores les gusta la comida cargada de grasa y azúcar por igual .

Para llegar a sus conclusiones, los investigadores hicieron pruebas sensoriales gustativas ofreciéndole diferentes tipos de galletas y de jugos a los participantes de Italia, Estonia, Chipre, Bélgica, Suecia, Alemania, Hungría y España .

Habían galletas estándar, con sal añadida, con grasa añadida y con glutamato monosódico y jugos de manzana básico (no muy dulce) y otro, con azúcar añadido.

El 70% de los niños de Alemania prefirieron las galletas con grasa añadida, mientras que esa fue la elección de apenas el 35% de los de Chipre. Los alemanes también prefirieron el jugo simple, mientras que los suecos, italianos y húngaros, el que tenía azúcar.

“Esto quiere decir que las preferencias del paladar están influenciadas por factores culturales”, dijo Anne Lanfer, líder del estudio.

Este descartó que esta escogencia estuviera relacionada con el sexo, la tolerancia a determinado sabor, el nivel educativo de los padres, patrones alimenticios aprendidos a menor edad, tiempo dedicado a la televisión y el uso de la comida como recompensa por parte de los progenitores.

Etiquetado como: