Proceso asegura que firmas mitigan emisión de gases en proceso productivo

Por: Marvin Barquero 8 marzo, 2013

Un número creciente de empresas pretende acreditarse con la marca Carbono Neutral, para incrementar su competitividad y captar a más clientes.

Esa marca es un sistema oficial lanzado por el Gobierno y se basa en la Norma Nacional de Carbono Neutralidad: norma voluntaria INTE -12-01-06:2011.

Asegura que las firmas acreditadas cumplen con estrictos requisitos para mitigar sus emanaciones de gases. La norma se lanzó en el 2011, por el Ministerio de Ambiente y Energía (Minae).

El ente acreditador autorizado es el Instituto de Normas Técnicas de Costa Rica (Inteco). Realiza las inspecciones y verificaciones de cumplimiento antes de autorizar la entrega de la marca.

El Minae entregó ayer la distinción a las primeras siete empresas que superaron los requisitos en este sistema. Se trata de BAC Credomatic, Britt Costa Rica S.A., Euromobilia, Florex, Geocycle de Holcim Costa Rica, Travel Excellence y Mapache Rent a Car, las cuales pueden usar ya el sello en sus productos, publicidad y documentación.

Creciente interés. Manuel González, coordinador de la Unidad de Verificación de Inteco, explicó que la participación de ellos (es en la parte final del proceso de cada firma) se inició en el segundo semestre del 2012 con alrededor de 10 empresas interesadas.

Al finalizar el 2013, el número ya se había duplicado y actualmente se triplicó (ya son 30).

Eso demuestra, dijo, que las empresas consideran cada vez más esa marca como una herramienta de competitividad y elemento para que, al final, los consumidores se inclinen.

El interés abarca todo tipo de empresas, resaltó González. Hay desde grandes corporaciones multinacionales hasta pequeñas y medianas empresas (pymes).

Entre las primeras en obtener el reconocimiento, se ve ese abanico. Está, por un lado, la corporación BAC Credomatic y, por el otro, Florex, una pyme que está en crecimiento.

La opción de luchar por la marca es voluntaria, por lo cual está abierta para todas las empresas.

El ministro del Minae, René Castro, explicó ayer durante el acto de entrega de los primeros sellos, que la marca tiene un gran potencial de reconocimiento a escala mundial.

Anunció que el programa país en el cual se basa esta certificación será sometido a los administradores del Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana, para su eventual reconocimiento entre esas naciones.

El ministro y los empresarios advirtieron de que no se trata de una moda o un maquillaje. Según Castro, se inscribe en los esfuerzos del país por llegar a ser carbono neutral (C-Neutral) en el 2020.

Para obtener la verificación, las empresas deben demostrar con informes y cifras que los datos aportados provienen de un proceso íntegro, medible, reportable y verificable, resaltó González.

Las compañías u organizaciones realizan, primero, un procedimiento interno que parte de medir la cantidad de gases que emiten. Se incluye el transporte, la utilización de electricidad (mucha se genera con combustibles), el uso del agua, el manejo de residuos, el control en el manejo y cantidad de papel, entre otros aspectos.

La segunda etapa consiste en medidas para reducir esos usos, lo cual genera ahorros internos. En la tercera parte se identifican emisiones que no se pueden reducir y se ponen en práctica acciones para mitigarlas, entre ellas reforestación u otros aspectos que equilibran el proceso productivo.