Por: Ana Yancy Flores 17 noviembre, 2013

Agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Limón indagan las causas que mediaron en una balacera registrada la noche del viernes, en el sector de Limoncito, que provocó la muerte de una mujer y lesiones en un hombre.

Las víctimas fueron trasladadas al Hospital Tony Facio de Limón. | ARCHIVO
Las víctimas fueron trasladadas al Hospital Tony Facio de Limón. | ARCHIVO

El hecho se registró a las 9 p. m. de ese día, después de que la fallecida, identificada como Nuria West, de 49 años y quien era funcionaria de Japdeva, abordara un taxi informal en Limón centro para dirigirse a Limoncito, donde residía.

El conductor del vehículo, de marca Nissan , también recibió impactos y permanece en condición delicada en el Hospital Tony Facio, al que fueron trasladadas las dos víctimas del tiroteo. El chofer fue identificado por la oficina de prensa del OIJ como Francisco Alberto Cortés, de 38 años.

West llegó con vida al centro médico pero expiró mientras la atendían. Al parecer, no existía ningún tipo de relación entre ella y Cortés.

El automóvil recibió al menos 24 impactos de bala de diferentes calibres, ya que en la escena los oficiales encontraron casquillos de .38 y de AK-47.

Se desconoce si el ataque, que se dio cuando el taxi informal iba llegando a la casa de West, iba dirigido hacia alguno de ellos.

El cuerpo de la mujer fue trasladado a la Morgue Judicial en Heredia para efectuarle la autopsia.

Sin testigos. Randall Picado, director de la Fuerza Pública de Limón, explicó que cuando la Policía llegó al lugar, las víctimas ya no estaban, pues según testigos, un vecino las había trasladado al hospital.

“Supuestamente, nadie vio nada. Todos desconocen las causas del asesinato, como frecuentemente sucede en barrios problemáticos”, manifestó Picado.

Añadió que fue un lugareño no identificado quien alertó a las autoridades sobre lo ocurrido.