Por: Michelle Soto 19 noviembre, 2012
Pantalla completa Reproducir
1 de 2

No hay lugar como el Caribe si de insectos se trata. El 75% de las especies descritas en el país están en esta región.

Eso atrajo al entomólogo Rolando Ramírez a estudiar escarabajos en la reserva Veragua Rainforest, en Limón.

A lo largo de unos cuatro años, el científico Ramírez ha estado investigando las familias Cerambycidae y Disteniidae .

A la fecha, gracias a esta labor se han identificado más de 200 especies de estos escarabajos en tan solo 200 hectáreas de las 1.300 que conforman esta reserva privada.

“Eso convierte a Veragua en uno de los sitios con mayor diversidad de Latinoamérica”, comentó Ramírez.

Y agregó: “Anteriormente, el registro más grande para Costa Rica lo tenía el golfo Dulce, con 117 especies de escarabajos”.

Esa biodiversidad ha propiciado la colaboración con otros científicos en cuanto a la descripción de tribus, las cuales son especies que conforman un grupo.

Ese es el caso de la especie Jamesia ramirezi , nueva para la ciencia, la cual fue descrita por Eugenio H. Nearns y Gérard-Luc Tavakilian en un artículo publicado este año en la revista especializada Insecta Mundi .

La especie no había podido describirse porque el equipo de investigadores solo contaba con ejemplares de escarabajos hembra y para tener el reporte completo se necesitaba tener machos.

El macho vino a ser descubierto precisamente en Veragua Rainforest, y eso posibilitó describir un tipo de insecto que mide entre 2 y 2,7 centímetros.

El otro proyecto que está en desarrollo en la reserva consiste en criar escarabajos en cautiverio para observar sus larvas y pupas.

“Casi nadie ha visto una pupa de estos escarabajos, porque siempre están dentro de los troncos, ya que se alimentan en ellos”, celebró el experto Ramírez.