Limita acceso a cinco aeropuertos en Nueva York, Chicago, Atlanta y Washington

 22 octubre, 2014
En el aeropuerto londinense de Gatwick hay información para los pasajeros que ingresan procedentes de los países de África occidental, sobre todo de Liberia, Sierra Leona y Guinea. | AP
En el aeropuerto londinense de Gatwick hay información para los pasajeros que ingresan procedentes de los países de África occidental, sobre todo de Liberia, Sierra Leona y Guinea. | AP

Washington y Ginebra. AP y EFE. Estados Unidos aumentó ayer en cinco aeropuertos las restricciones a pasajeros que provengan de los países de África occidental afectados por la epidemia de ébola , obligándolos a someterse a controles adicionales de salud.

El Departamento de Seguridad Nacional ordenó a los pasajeros cuyos viajes partieron de Guinea, Liberia y Sierra Leona, volar a los aeropuertos John F. Kennedy (Nueva York), Newark (Nueva Jersey), el Dulles de Washington o las terminales aéreas de Atlanta y Chicago.

Las nuevas medidas comenzarán a regir desde hoy.

La estrategia apunta a detener la propagación del virus en Estados Unidos tras la llegada del liberiano Thomas Eric Duncan, quien se infectó en su país y falleció después en un hospital de Dallas, Texas.

No hay vuelos directos programados a Estados Unidos desde los tres países foco de la epidemia de ébola; sin embargo, los viajeros pueden llegar por medio de conexiones desde Europa y África.

Alrededor del 94% de los viajeros que vuelan a Estados Unidos desde Liberia, Sierra Leona y Guinea ingresan al país por esos cinco aeropuertos, según el Departamento de Seguridad Nacional.

Las autoridades sanitarias establecieron medidas adicionales en la revisión de los pasajeros en estas cinco terminales.

Pero la instrucción dada el martes impediría a estas personas volar a otros aeropuertos estadounidenses, donde estas pruebas no están previstas.

“Los pocos viajeros afectados (por esta medida) deberían contactar con sus aerolíneas para volver a reservar”, si estas no hicieron ya los trámites, dijo el secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson.

“Tenemos medidas para identificar y examinar a cualquier persona en los puestos de entrada a Estados Unidos por tierra, mar y aire, si tenemos razones para creer que han estado presentes en Liberia, Sierra Leona o Guinea los 21 días anteriores”, añadió.

Por su parte, el congresista republicano por Texas Michael McCaul, presidente de la comisión de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes, apoyó las nuevas medidas, pero urgió a tomar otras aún más estrictas para prohibir la entrada a los pasajeros procedentes de África occidental.

“Poner en marcha restricciones de viaje y medidas de examinación adicionales en nuestros aeropuertos es una propuesta de sentido común y estoy encantado de ver que el Departamento de Seguridad Nacional hace este anuncio”, expresó en un comunicado.

Sin embargo, “continúo pidiendo a la administración que suspenda todos los visados de Liberia, Sierra Leona y Guinea”.

Miedo al ébola. Las nuevas medidas se dieron conocer en tanto una encuesta mostró ayer que cada vez más estadounidenses temen verse expuestos a la fiebre hemorrágica .

Ahora el 41% de la gente sitúa este asunto entre sus principales inquietudes, frente al 32% de hace dos semanas, fecha de la anterior encuesta que realizó el Centro de Investigación Pew .

Entre tanto, dos vacunas experimentales están siendo sometidas a pruebas que revelarán próximamente si son seguras y podría haber pruebas médicas más amplias en África occidental en enero, dijo una alta funcionaria de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La doctora Marie Paule Kieny, directora general adjunta de la OMS, informó de que los ensayos clínicos previstos o ya iniciados en Europa, África y Estados Unidos revelarán datos preliminares de seguridad quizás en diciembre.

Una de las vacunas, creada por los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos y el laboratorio GlaxoSmithKline a partir de un virus modificado de resfrío de chimpancé y una proteína del virus del Ébola, se ensaya clínicamente en Gran Bretaña y Mali. En febrero se harán pruebas en Lausana, Suiza.

La otra, desarrollada por la Agencia de Salud Pública de Canadá y denominada VSV-EBOV, ha sido enviada al Instituto de Investigaciones Walter Reed del Ejército estadounidense en Maryland para probarla con voluntarios sanos . Se esperan resultados en diciembre.

Más de 4.500 personas han muerto por el ébola y 9.216 se han infectados, según cifras de la OMS.