Legislación aprobada permite reproducir libros con fines educativos, pero editoriales lo cuestionan

Por: Luis Edo. Díaz 31 agosto, 2012

San José (Redacción). Representantes de casas editoriales, así como de la Cámara Costarricense del Libro, solicitaron a la presidenta Laura Chinchilla que vete la llamada ley de fotocopiado, la cual ya fue aprobada en el Congreso pero requiere la firma de la mandataria.

A criterio de las editoriales, la Ley 17.342 riñe los derechos de autor y abre portillos en contra de la industria.

Óscar Castillo, de Uruk Editores, explicó que ayer enviaron una carta a Chinchilla en la cual señalan desde violaciones a convenios internacionales por parte de Costa Rica –si se aprueba la ley– y las dificultades que ya sufre el mercado de venta de libros.

La ley aprobada, pero que aún está vigente, da la posibilidad de fotocopiar libros para fines educativos.

Según Castillo, el sector de fotocopiadoras compran los libros y los venden al por mayor, perdiendo el fin educativo de la reproducción de obras originales.