18 marzo, 2013

Washington. AFP. Diversos ecosistemas subterráneos enterrados muy profundo bajo la corteza terrestre, podrían ofrecer pistas sobre los orígenes de la vida en la Tierra, revelaron varios estudios recientes.

Sean pequeños gusanos hallados en una mina en América del Sur o microorganismos descubiertos a 6 km de profundidad en China, son formas de vida subterránea que se encuentran en todas partes.

“Estamos haciendo increíbles descubrimientos sobre la naturaleza y distribución de la vida microbiana en las profundidades”, dijo Robert Hazen, director del laboratorio geofísico Deep Carbon Observatory, de la institución Carnegie.

“Si uno está a pocos centímetros o a muchos kilómetros de la superficie, hay vida microbiana donde quiera que vaya”, indicó.

El Deep Carbon Observatory se creó para analizar las cantidades, fuentes y movimientos del carbono dentro de la Tierra. Hallar vida en ambientes tan hostiles de la Tierra, podría dar una idea de la vida en otros planetas, como Marte.

Etiquetado como: