9 mayo, 2013

Nueva York. EFE. Diecisiete nada menos es el número de récords que acumuló ayer el índice Dow Jones de Industriales desde el arranque del 2013, una tendencia que no parece tener intenciones de abandonar, mientras la Reserva Federal (FED) siga engrasando las máquinas de hacer dinero.

Los 15.000 puntos, una barrera que hace algunos meses habría parecido disparatada, es ya el nivel sobre el que se asienta ese indicador, que ayer miércoles subió el 0,32%.

Lo cotidiano parece así que el parqué neoyorquino marque máximos históricos y siga pisando el acelerador para dar continuidad a este rali que no parece tener fin.