Su sueño es sacar doctorado en Educación

Por: Hugo Solano 11 diciembre, 2012
 Después del Consejo de Gobierno se realizó el reconocimiento a la educadora en Zapote. Foto: Presidencia para LN.
Después del Consejo de Gobierno se realizó el reconocimiento a la educadora en Zapote. Foto: Presidencia para LN.

San José (Redacción).   “Quiero que los niños y niñas de mi comunidad vayan más allá de ser jornaleros y cocineras”, dijo hoy en Casa Presidencial la educadora Ginette Avilés Dinarte, al recibir el premio Mauro Fernández, máximo galardón que puede obtener un funcionario del sector educativo.

Esta educadora, de 49 años, es la directora de la escuela Julia Acuña ubicada en El Salto de Liberia y además es profesora de la Universidad de Costa Rica, en la sede de Guanacaste.

Afirmó que su sueño es culminar el doctorado en educación y seguir incitando a los futuros docentes, desde las aulas de la UCR, para que trabajen arduamente en pro de la calidad educativa en las zonas rurales del país.

“Llevan ideales hermosos y los dejan escritos indelebles en el alma de nuestros niños y niñas”, dijo la presidenta Chinchilla en la actividad al referirse a las maestras.

Esta es la vigésima sexta oportunidad en que se entrega el Premio Nacional de Educación Mauro Fernández Acuña.

El jurado, conformado por representantes del MEP, el Magisterio y la Asamblea Legislativa, busca a una persona que represente la excelencia, el servicio, la dedicación y el sacrificio de miles de maestros y maestras y de profesores y profesoras en todo el país.

Etiquetado como: