Por: Esteban Mata Blanco 14 agosto, 2012

Beneficiar con la disminución del impuesto sobre bienes inmuebles solo a los pequeños y medianos productores agrícolas, y que los grandes paguen la totalidad.

Esta es la bandera que agita el grupo de diputados que se oponen a la aprobación del expediente 18.070 en el Congreso.

Entre ellos hay legisladores de la Unidad Social Cristiana (PUSC), del Frente Amplio y de Liberación Nacional (PLN) quienes exigen que las firmas extranjeras y las nacionales que producen a gran escala paguen el 100% del impuesto.

Tal distinción, sin embargo, no está incluida en el texto actual del proyecto. Para lograr esa modificación, los congresistas presentaron ya cerca de 200 mociones.

El jefe de fracción del PUSC, Luis Fishman, dedicó discursos y entrevistas a reclamar un trato preferencial para el pequeño productor y señaló que no se debe permitir un beneficio para firmas que sí pueden pagar.

“El proyecto se aprueba mañana mismo (hoy), si se deja como beneficiarios a los pequeños y medianos agricultores”, dijo Fishman.

El plan está en el primer lugar de discusión en el plenario.