”No somos intocables, pero tampoco somos criminales como para que hagan esto” dijo el legislador Luis Rojas

Por: Esteban Mata Blanco 20 febrero, 2013

San José (Redacción). La incursión del Fiscal General Jorge Chavarría y sus empleados en la oficina del diputados del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) Wálter Céspedes, causó molestia en varios legisladores de diversas fracciones legislativas.

Luis Alberto Rojas, del PUSC, afirmó que se topó a varios diputados altamente molestos al considerar una barbaridad o un irrespeto hacia el Poder Legislativo, “no puede ser tan absurdo, como fue”.

Añadió que eso no se queda así, porque no se trata de que los diputados sean intocables, “pero tampoco somos criminales como para que se hagan este tipo de acciones en la oficina de un compañero”.

Por su parte el vicepresidente de la Asamblea  Martín Monestel, del Partido Accesibilidad sin Exclusión (PASE) expresó que por ahora el ambiente es de confusión porque no entiende si hubo o no autorización por parte del Congreso.

El equipo de la Fiscalía se llevó a eso de las 4:30 p .m. la computadora de la secretaria del diputado Walter Céspedes, a quien se investiga por tráfico de influencias al solicitar al ministro de la Presidencia Carlos Ricardo Benavides, puestos para familiares.

Etiquetado como: