Por: Esteban Mata Blanco 29 enero, 2013

Los jefes de fracción de las ocho bancadas legislativas acordaron ayer dedicar las próximas dos semanas a discutir el informe del grupo de notables.

El documento, presentado tres semanas atrás a pedido de la presidenta Laura Chinchilla, pretende mejorar la gobernabilidad del país.

Luego de una serie de recesos y tras una semana en blanco, los congresistas decidieron que se utilice el tiempo del plenario para pronunciarse sobre las 97 propuestas hechas por los expertos.

La discusión llegó a su término con un acuerdo para que cada bancada legislativa se pueda referir a los planteamientos hechos por el grupo de expertos.

De esta forma, los 24 diputados del PLN tendrán 35 minutos por día para referirse al informe; los 11 congresistas del Partido Acción Ciudadana (PAC) 25 minutos; el Movimiento Libertario y la Unidad Social Cristiana 20 minutos, mientras los diputados de Accesibilidad Sin Exclusión tendrán siete minutos y las bancadas unipersonales podrán hablar cinco minutos.

Durante la semana anterior y el día de ayer, los jefes de bancada se enfrascaron en una disputa verbal para tratar de ponerse de acuerdo sobre la manera en que iban a abordar el informe que está en manos de los congresistas.

La comisión de expertos, conformada por los exdiputados Francisco Antonio Pacheco y Constantino Urcuyo; el historiador Vladimir de la Cruz; los constitucionalistas Fabián Volio y Manrique Jiménez, y el expresidente de la Caja Costarricense de Seguro Social, Rodolfo Piza, planteó a la mandataria, Laura Chinchilla, una serie de recomendaciones que, en algunos casos, deben pasar por el Congreso.

Entre esas ideas se halla la modificación del sistema de elección de diputados y aumentar el número de escaños en el Parlamento.

Otros planteamientos tocan la conformación del Congreso y del gabinete, al punto de que el mandatario de turno podría llamar a elección de diputados a mitad del periodo, e incluso los diputados podrían remover ministros.

El jefe de fracción del partido oficialista (PLN), Fabio Molina, aceptó que fue difícil llegar al acuerdo; mientras, el diputado del Frente Amplio, José María Villalta, reclamó que la falta de consenso atrasaba la discusión de proyectos de interés nacional.

Etiquetado como: