Por: Esteban Mata Blanco 12 septiembre, 2012

El diputado oficialista Víctor Hugo Víquez renunció ayer a la comisión legislativa que investiga el manejo de dinero de la trocha fronteriza con el argumento de que tiene mucho estrés.

Víquez alegó que tiene casi mes y medio de acumular tensión por el caso de su exesposa Karina Bolaños, la ex viceministra de Juventud que dejó este cargo en medio de un escándalo por la revelación de un video íntimo para otro hombre.

Aunque el caso se conoció el 31 de julio y una semana después Víquez anunciaba el divorcio, el estrés lo sigue afectando, según su explicación.

Eso lo perjudica, alegó, en el ejercicio del control político que realiza en la Comisión de Control de Ingreso y Gasto Público, que investiga el tema de la trocha.

“Estoy muy afectado, tengo los triglicéridos altos. El médico me dijo que si quiero curarme, tengo que tener paz”, dijo el diputado, una de las voces fuertes del oficialismo en esa comisión.

“Le hablé a la presidenta (Laura Chinchilla) y entendió. Yo no estoy con ganas de dar peleas. Tengo que concentrarme en mi familia”, agregó el padrastro de una adolescente.

Víquez, reconocido seguidor del precandidato presidencial Rodrigo Arias, advirtió que la renuncia la puso hace dos semanas y no al calor de la entrevista publicada este lunes, que le hizo a su exesposa Karina Bolaños la revista española Interviú .

El jefe de fracción del PLN, Fabio Molina, justificó la decisión de Víquez y recalcó que las sesiones investigadoras son muy “tensas”. “Requiere estar menos expuesto a tanta fatiga”.

A Víquez lo reemplazará su compañera Carolina Delgado.

Etiquetado como: