Archivo

Buenos días

El día después

Actualizado el 04 de mayo de 2013 a las 12:00 am

Archivo

El día después

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Hoy es el día después del 3 de mayo, Día Mundial de la Libertad de Prensa.

Es el día después de la publicación de muchas informaciones en los diarios, cuando los actores políticos y otros evalúan las reacciones a los hechos y las noticias que los reflejan; por tanto, es cuando podemos juzgar mejor parte del ejercicio de la libertad de prensa: sus dificultades, opciones y demandas.

No quiere decir que, antes de publicar, todo transcurra sin problemas aunque en nuestra democracia, la censura previa es impensable. Claro, sí hay dificultades para obtener información, así como advertencias sobre el uso de los contenidos recopilados y amenazas solapadas o directas. Sin embargo, la tradición de nuestra prensa ha creado periodistas valientes, insistentes y mayoritariamente responsables en el ejercicio de su profesión. Puede haber autocensura ocasional, pero no existe un patrón de censura previa que delinee una problemática para la libertad de expresión.

El día después de una publicación, surgen las quejas, las solicitudes de rectificación, las apreciaciones producto de lecturas entre líneas más allá de los hechos contados en la noticia, los temores del impacto de lo dicho y también las presiones contra periodistas. Es el día después cuando afloran las limitaciones que nuestro régimen de derecho tiene en materia de libertad de prensa y cuando la jurisprudencia cobra relevancia.

Costa Rica carece de una legislación moderna que regule los delitos de prensa. Los diputados de las últimas tres administraciones han sido incapaces de dar pasos firmes para corregir normas, establecidas hace más de un siglo; y la despenalización de los delitos contra el honor, que ya existe en otros países de la región, no ha pasado de ser una insistencia de pocos.

El día después, además de las válidas solicitudes de aclaración y los derechos de respuesta, aparecen las amenazas de demandas penales y civiles que, con el tiempo, se concretan.

El sustento del sistema de libertad de prensa en Costa Rica está en una amplia jurisprudencia de la Sala Constitucional y en casos concretos resueltos por el Sistema Interamericano de Derechos Humanos.

El día después, son estas instancias las que, ante la ausencia de leyes o frente a jueces miopes, nos garantizan seguir produciendo el periodismo profesional y serio que, mayoritariamente, tiene Costa Rica.

  • Comparta este artículo
Archivo

El día después

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota