Archivo

Un día para el costarricense en el exterior

Actualizado el 15 de abril de 2013 a las 12:00 am

Archivo

Un día para el costarricense en el exterior

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Estudios recientes confirman el aumento en la importancia del aporte de la emigración nacional al desarrollo de nuestro país. Se trata de una realidad imbricada a la actual sociedad global e interconectada.

Costa Rica cuenta con un grupo importante de costarricenses que estudian fuera de nuestras fronteras, así como trabajadores, técnicos y profesionales ubicados en diversos puntos del orbe. Los cálculos actuales hablan al menos de 250.000 costarricenses radicados en el exterior, ya sea de manera temporal o permanente.

El aporte de esta emigración no solo se refleja en los países en los cuales residen nuestros conciudadanos, sino además en nuestro propio suelo nacional. Sabemos, por ejemplo, que en años recientes el ingreso por remesas, por parte de costarricenses, ha superado los $500 millones anuales, lo que constituye un importante sostén para muchas familias en Costa Rica.

Contemplando este dato importante, el Gobierno de la República ha dispuesto mediante el decreto No. 37112-G el reconocimiento del Día del Costarricense en el Exterior, como una forma de reafirmar, a todas las instituciones públicas y privadas, la importancia de tomar en consideración la existencia de dicha comunidad emigrada, así como de sus necesidades referidas al fortalecimiento del vínculo con la institucionalidad nacional.

El día establecido para dicha celebración es el 11 de abril de cada año, calzando dicha fecha además con la celebración nacional de la hazaña de Juan Santamaría durante la campaña nacional de 1856.

La fecha establecida para este reconocimiento posee dos aspectos de carácter simbólico importantes de mencionar.

En primer lugar, la hazaña de Juan Santamaría en territorio extranjero defendiendo la soberanía nacional nos recuerda las diversas luchas que a nuestros conciudadanos les toca enfrentar fuera de nuestro país, llevando siempre consigo el nombre de Costa Rica.

En segundo lugar, posterior a un análisis de las diversas fechas de celebración que poseen las diversas comunidades latinoamericanas, pudimos comprobar que la fecha del 11 de abril no es coincidente con otros países, razón por la cual, por sí misma, la fecha se vuelve única para la sociedad costarricense, sea en casa o fuera de ella.

Para dicha ocasión, la Dirección General de Migración y Extranjería desea hacer mérito a los costarricenses en el exterior, desarrollando para el presente año un intenso programa de instalación del servicio de pasaportes en consulados costarricenses en el extranjero. En la actualidad, dicho servicio se brinda en cinco consulados (Washington, Miami, Los Ángeles, Nueva York y Madrid-España).

PUBLICIDAD

Para el presente año, la Dirección General de Migración y Extranjería ya ha iniciado un proceso de instalación de dicho servicio en 15 consulados más, incluyendo a Canadá, países de Europa y Suramérica. Nuestra meta, para el próximo año, será la de tener dicho servicio en 45 consulados alrededor del mundo, siendo lo anterior de gran apoyo y seguridad para todos nuestros conciudadanos que viajan o residen en el exterior.

Pensemos todos, por tanto, desde nuestras diversas áreas de acción pública o privada, qué tipo de acciones podemos desarrollar a favor de los/as ticos/as emigrados/as, tomemos medidas e implementémoslas. Hoy será de su utilidad, y mañana quizás de la nuestra.

  • Comparta este artículo
Archivo

Un día para el costarricense en el exterior

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota