Experto habló sobre cómo detectar si los hijos sufren de acoso escolar emocional, físico o cibernético

 5 marzo, 2013

San José (Redacción). Enfrentar, reconocer y reaccionar ante los primeros síntomas son las claves para erradicar el bullying y el cyberbullying que afecta a los niños y jóvenes en escuelas y colegios.

Así lo dio a conocer esta tarde en un videochat el sicólogo Miguel Ángel Jiménez quien aseguró que los centros educativos deben tener un reglamento donde se establezcan los procedimientos para afrontar los casos de acoso.

Jiménez aseguró que el bullying emocional es el más frecuente y el más dañino pues deja secuelas que pueden afectar el estado de las víctimas.

En el videochat también participó la estudiante Lindsey Castro López, integrante del staff del grupo Stop bullying Costa Rica quien compartió experiencias de otros jóvenes que han sido afectados.

Ambos coincidieron en que debe haber un procedimiento de apoyo no sólo para las víctimas si no también para los matones, pues muchos de ellos reflejan en los centros educativos las situaciones que viven en sus hogares.

Entre los síntomas a los que los padres deben prestar atención para determinar si los hijos son víctimas de bullying, están la baja en los resultados académicos, cambios de humor, cambios radicales en los patrones de alimentación, así como negativa a asistir a la escuela o colegio.

Además recomendaron que si en el centro educativo no le dan la importancia que este tipo de abuso significa, se debe denunciar en el Ministerio de Educación y hasta a nivel penal dependiendo de la gravedad.

Etiquetado como: