Archivo

La más deseada... y también talentosa

Actualizado el 23 de diciembre de 2012 a las 12:00 am

Archivo

La más deseada... y también talentosa

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

¿Es Jennifer Lawrence, con su belleza extraordinaria, su gesto inexpresivo y sus 22 años, la destronadora de las más sensuales divas del Hollywood actual?

Todo parece indicar que sí, pues la joven estrella de Los Juegos del Hambre , fue seleccionada por el portal AskMen como la mujer más deseada del año. En el sondeo, que se ha vuelto un referente por su masiva votación anual sobre las celebridades más bellas, participaron 2.4 millones de usuarios y la lista destaca a las primeras 99 elegidas.

Lawrence, quien ha deslumbrado al mundo con su belleza que mezcla inocencia y sensualidad, ganó el primer puesto de la lista luego de estar en el número 47 el año pasado.

Así destronó a la ganadora anterior, Sofía Vergara, quien en esta ocasión cayó al número 12. Los otros cinco primeros puestos los ocupan la actriz Mila Kunis, la modelo Kate Upton, la cantante Rihanna y la actriz Emma Stone.

El redactor jefe de AskMen, James Bassil, explicó a los principales medios del espectáculo estadounidense las razones para la elección “En general, existe la sensación de que es un poco más auténtica que otras actrices”. Agregó que otro factor a favor de la chica de 22 años es que el público sigue conociendo poco sobre ella, es decir, no ha dado pie a que se formen una opinión negativa: “Es dulce, no la hemos visto en las páginas de la prensa rosa en los últimos tres o cuatro años”.

Un dato curioso es que el sondeo les preguntaba a los cibernautas no solo cuál es la mujer más deseada, sino también a cuál elegirían como socia.

Por supuesto, la belleza de esta sureña veinteañera ya venía dando de qué hablar, pues el año pasado la revista People dio una suerte de campanazo cuando la incluyó en su listado anual de los más bellos del espectáculo.

Si bien Lawrence es conocida por Los Juegos del Hambre, la actriz tiene ya una respetada trayectoria a pesar de su edad. La primera vez que se robó la atención de Hollywood fue por la película Invierno Profundo , por la que se ganó una nominación al Óscar como Mejor Actriz en 2011. La postulación, cuando tenía 20 años, la convirtió en la segunda actriz más joven en ser nominada para el máximo galardón de la pantalla grande.

PUBLICIDAD

El personaje que le ayudó a despuntar en Hollywood fue Mystique, una de las mutantes de X-Men: Primera Generación. Como es evidente, lo de la belleza física de Lawrence es un accesorio que sin duda la ha ayudado a despegar, pero sería injusto que su nombramiento oficial en el mundo de los más bellos opaque en algo su innegable talento actoral. Además de su mencionada nominación al Óscar, actualmente se encuentra postulada a los Globos de Oro por el filme Silver Linings Playbook.

Según el consenso de varios críticos de Hollywood, fue justo su impresionante papel en esta curiosa comedia dramática que coprotagoniza con Bradley Cooper la que terminó de darle el empujón para encabezar el listado. En la película, de próximo estreno, la rubia encarna a una joven viuda adicta al sexo con un serio desequilibrio emocional.

Belleza sureña

Nacida en 1990 en Kentucky, Estados Unidos, Jennifer Lawrence probó suerte en el mundo de la interpretación tras dar sus primeros pasos como modelo publicitaria en Nueva York.

De acuerdo con su sitio oficial, de ahí saltó a la televisión, donde participó en series como Monk , Médium o The bill engval show , hasta que el productor y guionista mexicano Guillermo Arriaga le dio un pequeño papel para su debut en la dirección: Lejos de la tierra quemada (2008).

Lo demás, como ya se dijo antes, es historia. Una historia que empieza a tejerse con un talento bárbaro, una belleza extraordinaria, una personalidad dulce y una vida, hasta ahora, exenta de escándalos. Es novia del actor británico Nicholas Hoult, también de 22 años, pero mantienen la relación en muy bajo perfil.

Sencilla y humilde

Entre los atributos que, además, se le reconocen a Jennifer, está su actitud sin poses en las entrevistas, en el set de filmación o en las alfombras rojas.

Un periodista de The New York Post, por ejemplo, escribió hace poco: “Conocí a Jennifer Lawrece en junio del 2010. En aquel momento, su película Winter’s Bone era un éxito en la crítica, pero aún no había recibido la nominación al Óscar. Un año después, con todo el alboroto de las alfombras rojas, la atención por X-Men: First Class y el ser contratada para Los Juegos del Hambre , Jennifer es exactamente la misma chica con los pies en la tierra y autocrítica, quien estaba más interesada en donde había comprado mi mochila que en hablar de su motivación como actriz”.

PUBLICIDAD

Esa ingenuidad también ha quedado patente cuando ha sido invitada al show de David Letterman o al de Jimmy Kimmel, entre muchos otros.

Los anfitriones de ambos espacios cayeron a sus pies, no solo por su belleza, sino por la simpleza de sus respuestas, sin poses de diva.

Con Letterman incluso bromeó sobre sus correrías infantiles durante su infancia en un suburbio de Louisana, Kentucky, donde llegó a montar “caballos salvajes” y participaba en juegos de béisbol o de futbol junto con sus amigos de correrías. Esta hiperactividad a la postre le confirió destrezas físicas que le han valido oro en sus intrépidos papeles.

Consultada por la revista Rolling Stone por la exigencia de sus roles, aseguró: “El entrenamiento de Katniss es mucho más divertido. La preparación para X-Men era como dos horas agotadoras de saltos todos los días, pero Los Juegos del Hambre es más divertido. Es correr y saltar y escalar, y combatir, y todas estas cosas tan geniales. Es más extenso, como cuatro horas al día, pero no me doy cuenta de que me estoy ejercitando' hasta que me desmayo (risas)”.

La joven catapultó el respeto que ha cosechado a principios de noviembre, cuando sus declaraciones sobre el tema del peso en Hollywood a la revista Elle le dieron la vuelta al mundo: “Ahí soy obesa, me consideran una actriz gorda. Como un hombre de las cavernas, seré una de las actrices que no tengan rumores de anorexia'Nunca me voy a matar de hambre. Esperaré a tener un papel que venga y que me asuste lo suficiente como para hacer dieta y eso no ocurrirá. Soy invencible”, agregó.

Lawrence señaló que al ser figuras públicas las actrices deben trasmitir un buen mensaje: “No quiero que las niñas me vean delgada y quieran saltearse la cena para estar como yo. Es algo de lo que soy muy consciente”.

Las declaraciones surgieron días después de la polémica generada con las modelos Victoria’s Secret, quienes se mostraron muy delgadas en el desfile de la marca, y, en especial, tras la difusión de las dietas y entrenamientos a los que se someten para lograrlo.

Por lo visto, sobran las razones para que Rolling Stone haya afirmado categóricamente que “a sus 22 años, Jennifer Lawrence va camino de ser una de las más grandes del planeta”.

  • Comparta este artículo
Archivo

La más deseada... y también talentosa

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota