Archivo

Todo por dañar al PAC

Actualizado el 28 de diciembre de 2012 a las 12:00 am

No tengo ningún vínculo con actividades ilícitas

Archivo

Todo por dañar al PAC

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Por respeto a mis familiares y amigos, a mi comunidad, a mis compañeros de trabajo y de partido, así como al sistema de administración de justicia costarricense, deseo aclarar a la opinión pública que no tengo ninguna relación o vínculo personal con el grupo de supuestos periodistas de origen mexicano, condenados el 19 de diciembre del año en curso en Nicaragua por narcotráfico y lavado de dinero.

Tampoco tenía conocimiento de las actividades ilícitas por las cuales fueron detenidos y procesados judicialmente (“Jefa de falsos periodistas hizo 11 llamadas a exportador tico”, La Nación , Sucesos, Página 18 A, 21/12/2012).

Soy vecino de La Cruz y colaboro, desde hace muchos años, con los trabajadores de una reconocida agencia aduanal de la zona, muy cerca de la Aduana de Peñas Blancas, destacada en trámites de importación y exportación de diferentes mercancías.

Me dedico, principalmente, a tramitar documentos de importación y exportación de productos entre las oficinas regionales del Ministerio de Agricultura y Ganadería y la Dirección General de Aduanas del Ministerio de Hacienda. Así me gano la vida.

Además, ofrezco asesoría en materia aduanera y ayudo a pequeños comerciantes –nacionales y extranjeros– a importar y exportar mercancías en Centroamérica.

No soy empresario, tampoco productor; simplemente, presto mis servicios a terceros. Por ejemplo, tengo clientes que compran desechos industriales y quirúrgicos en los hospitales del país. Luego, los exportan a Centroamérica donde son procesados. Finalmente, regresan al país como bienes terminados (Ejemplo: tacones y suelas para zapatos).

Tal y como lo consigna La Nación , estoy inscrito en la Federación de Cámaras y Asociaciones de Exportadores de Centroamérica y el Caribe. Sin embargo, reitero, utilizo mi código para prestar el servicio de exportación a terceros. No produzco directamente ningún bien o servicio que se venda fuera del país.

Con respecto a los mexicanos condenados por narcotráfico y lavado de dinero en Nicaragua, es poco lo que puedo señalar. Los supuestos periodistas de la empresa mexicana Televisa me contactaron, por medio de la agencia aduanal, con la cual colaboro en mi comunidad, a su vez recomendada por los funcionarios de Aduanas, para realizar una “importación temporal” del equipo periodístico (cámaras profesionales de vídeo, por ejemplo) que traerían al país.

PUBLICIDAD

Durante el segundo semestre del año, no puedo precisar las fechas, recibí varias llamadas telefónicas para coordinar el servicio aduanal (trámites, costos, plazos, entre otros aspectos).

Finalmente, por las razones dadas a conocer por la prensa nacional e internacional, la “importación temporal” no se realizó. Sí debo señalar, como es de conocimiento de las autoridades judiciales y de la prensa, que los falsos periodistas mexicanos ingresaron varias veces a Costa Rica antes de ser detenidos y procesados judicialmente en Nicaragua.

Entre los años 2007 y 2008, fuimos contactados por esas personas para realizar las “importaciones temporales” de sus equipos. Es todo lo que puedo señalar. No obstante, estoy a las órdenes de las autoridades judiciales y del Gobierno de mi país y de países amigos que requieran información adicional que consideren importante.

Por último, reafirmo que soy simpatizante del Partido Acción Ciudadana y que he participado en la estructura partidaria de mi comunidad. Sin embargo, nunca he sido contribuyente. Nunca he aportado recursos económicos, solo mi trabajo voluntario. Ignoro la intención del periódico La Nación de destacar mi vinculación o militancia partidaria en la nota periodística difundida. Solo puedo atribuirlo a la mala fe o a un nuevo intento por dañar al partido.

A base de mucho esfuerzo y responsabilidad, he ganado prestigio y respeto en mi comunidad, he construido mi imagen como buen ciudadano, cruceño, guanacasteco y costarricense. Es injusto que, por tratar de afectar a un partido político, se ponga en tela de juicio la honorabilidad de un ciudadano, no importa su nombre. Todo, por abordar un tema tan delicado de forma amarillista, por forzar un enfoque. El daño generado es irreparable.

Puedo decir con la frente en alto que no tengo ningún vínculo con actividades ilícitas, ni relación alguna con las personas detenidas y procesadas en Nicaragua. Soy una persona, a mucho orgullo, de origen campesino. Primero Dios y mi familia, me gano la vida de forma honrada, trabajando, y me oriento bajo principios éticos y morales bien definidos.

  • Comparta este artículo
Archivo

Todo por dañar al PAC

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota