Aparato está funcionando con ordenadores de emergencia

 4 marzo, 2013

WASHINGTON. AFP Curiosity, el pequeño robot estadounidense enviado a Marte, no realizará experimentos científicos hasta que se solucione un problema en una de sus computadoras, alertó la NASA en su sitio web.

El robot fue puesto en espera esta semana, una maniobra que reduce al mínimo su actividad para preservar los sistemas informáticos mientras se resuelve un problema de mal funcionamiento de la memoria flash , explicó el Jet Propulsion Laboratory (JPL), con base en Pasadena, California encargado de la misión.

Como la mayoría de las naves espaciales, Curiosity tiene a bordo computadores de emergencia que toman el control en caso de que haya un problema con el ordenador principal. De modo que el robot continúa en contacto con la Tierra, precisó el JPL.

El robot de seis ruedas es el más sofisticado enviado a otro planeta, con diez instrumentos científicos a bordo, y aterrizó en el cráter Gale el pasado 6 de agosto.

El objetivo de la misión de dos años de duración es determinar si es posible que haya existido vida microbiana en el pasado en el Planeta Rojo.

Curiosity recuperó el 20 de febrero la primera muestra del interior de una roca marciana que su perforadora había penetrado diez días antes, en un logro histórico fuera de la Tierra.

La muestra fue transferida a un instrumento llamado In-Situ Martian Rock Analysis o CHIMRA, que sacudirá los granos de rocas una o dos veces sobre una especie de tamiz para recuperar aquellos que midan 150 microns (un micron equivale a 0,001 milímetros).

Estas pequeñas porciones serán traídas luego hacia el laboratorio de química y mineralogía del Curiosity.

Etiquetado como: