Al Jefe de Estado de Bolivia le negaron espacio aéreo en Francia, Italia, España y Portugal

 11 julio, 2013

El avión del presidente de Bolivia, Evo Morales, aterrizó en el aeropuerto de Las Palmas en las Islas Canarias, el pasado 3 de julio. Foto: AFP
El avión del presidente de Bolivia, Evo Morales, aterrizó en el aeropuerto de Las Palmas en las Islas Canarias, el pasado 3 de julio. Foto: AFP

Montevideo (AFP). La Cumbre Social del Mercosur instó a las autoridades del bloque a pedir a Europa explicaciones por la negación temporal de espacio aéreo al presidente boliviano Evo Morales y solicitaron que se suspendan las cumbres Iberoamericanas hasta obtener una respuesta.

Ante los hechos que afectaron “los derechos de inmunidad del presidente Evo Morales y su comitiva; y de la soberanía del pueblo boliviano instamos a los jefes y jefas de estado del Mercosur a interrumpir el proceso de cumbres iberoamericanas que impulsan España y Portugal hasta que lleguen las explicaciones demandadas”, señala la declaración preeliminar aprobada por el Plenario.

A su vez “reclamamos de la Unión Europea que tome las acciones necesarias para que los cuatro países involucrados den pronta respuesta” a los reclamos latinoamericanos sobre el tema, agrega el documento.

Días atrás, Morales se vio obligado a aterrizar en Viena procedente de Moscú cuando no pudo sobrevolar el espacio aéreo de Francia, Italia, España y Portugal, por sospechas de que transportaba en su avión al prófugo excontratista de inteligencia estadounidense Edward Snowden.

Bolivia está en proceso de adhesión al bloque comercial formado por Argentina, Brasil, Paraguay –actualmente suspendido– Uruguay y Venezuela.

El documento rechaza, además, que la Alianza del Pacífico –bloque formado por Chile, Colombia, México y Perú– “sea un proceso de integración regional en la medida que es una ampliación de mercado para las corporaciones transnacionales y se enmarca en la estrategia de los Estados Unidos” para “dividir los avances en la integración latinoamericana que se lograron con la UNASUR y CELAC”.

En el cónclave social se apoyó la decisión del gobierno de Brasil de investigar a fondo la muerte del derrocado presidente Joao Goulart (1961-1964), fallecido en Argentina en 1976, para esclarecer si fue asesinado en el marco del Plan Cóndor que coordinó la represión entre las dictaduras del Cono Sur.

El cierre de la reunión, antesala de la Cumbre de Presidentes del bloque que se desarrollará el viernes, cerró con la presencia del canciller uruguayo, Luis Almagro, quien destacó que los representantes sociales aportan “la mayor sinceridad al dialogo” regional.