Por: Fernando Chaves Espinach 14 abril, 2013

El arte de la copla exige ingenio y práctica constante, y las rimas de “Entre el valle y la villa la copla brilla” dieron testimonio de ese esfuerzo.

El coplero Luis Ruiz arrancó el espectáculo con una impresionante retahíla de diez minutos en la cual bromeó con varios miembros del público con los tradicionales versos improvisados a gran velocidad.

Tras esta presentación, Dionisio Cabal arrancó con la música, con referencias a la política y la cultura.

Tras él, copleros de Cartago, San Carlos y Aserrí ofrecieron bombas y retahílas, cada uno con su estilo. Los shows del Festival Nacional de las Artes continúan en Santa Ana, donde también hay una noche de circo y presentaciones de danza y teatro en el Colegio de Santa Ana, el Colegio Técnico de Lindora y la Escuela Municipal de Artes Integradas.