De ese monto, ¢35 millones los adeuda un joven de apellido Vargas que a principios de año derribó nueves postes en La Uruca

Por: Daniela Cerdas E. 5 abril, 2013

San José (Redacción). Los conductores que han colisionado con postes de electricidad le adeudan un total de ¢49 millones a la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL), por concepto de reparación, según estadísticas de la Dirección de Distribución.

De ese monto, ¢35 millones los debe un joven de apellido Vargas que a principios de año derribó nueve postes en La Uruca.

De enero a marzo del 2013 los conductores han derribado 69 postes de electricidad, 17 más que en el mismo periodo del año pasado. Este dato incluye los dos postes que se trajeron al suelo dos vehículos esta mañana en La Uruca, frente a la agencia de autos Ford, y en la Ribera de Belén, frente a Intel.

De los 69 postes derribados, 18 se encuentran en proceso de cobro judicial.

Según Fructuoso Garrido, director de Distribución de CNFL, la reparación de cada poste va desde los ¢3 millones a los ¢5 millones. Además, indicó que son son pocos los que asumen el costo de la reparación.

Etiquetado como: