Archivo

René Ríos

Un cóndor de vuelo universal

Actualizado el 17 de abril de 2011 a las 12:00 am

René Ríos El personaje Condorito es una creación pereene de un gran dibujante chileno

Archivo

Un cóndor de vuelo universal

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

En una reunión del grupo La Pluma Sonriente rea-lizada a finales de los años 80 en casa del caricaturista chileno Osvaldo Salas, este nos contó de su relación, en sus años juveniles, con su colega y compatriota René Ríos Boettiger, autor del personaje de historieta Condorito.

Enfatizando en los motivos que llevaron al nacimiento de esa historieta, nos relató don Osvaldo las críticas, por muchos sostenidas, contra dos cintas animadas: ¡Saludos, amigos! y Los tres caballeros, realizadas por los estudios Disney en el año 1943 por encargo del Departamento de Estado de los EE. UU., como parte de la política de “buena vecindad” promovida por esta potencia hacia los países latinoamericanos durante la Segunda Guerra Mundial.

En esas cintas, el pato Donald y Goofy (Tribilín) viajan a México y Suramérica para compartir aventuras con personajes creados por Walt Disney Pictures: para México, el gallito Pancho Pistolas, y, para el Brasil, el perico José Carioca. El personaje representativo de Chile fue el avioncito Pedro.

Don Osvaldo prosiguió contándonos:

–Un día, los jóvenes dibujantes de entonces nos reunimos en el estudio de uno de nosotros y comentamos, molestos, el error de los estudios Disney al haber elegido una máquina voladora para representar a nuestro país, en lugar de haber escogido uno de los muchos animales de su fauna, como el huemul, venado que es el símbolo nacional de Chile, o el cóndor, ave que figura en su escudo nacional. Entonces, uno de los presentes dibujó la figura de un cóndor humanizado, vestido a la manera del chileno del pueblo. Ese colega expresó que tal “condorito” hubiera sido el personaje ideal para la película de Disney. René Ríos, conocido como Pepo, tomó el dibujo entre sus manos y le preguntó al amigo si lo autorizaba a usarlo en una tira cómica. ‘¡Por supuesto!’, contestó el otro dibujante”.

“René siempre fue un muchacho con mucha suerte”, añadió don Osvaldo. El éxito de su personaje fue imparable una vez que publicó las primeras tiras de Condorito en la revista Okey, a partir del 6 de agosto de 1949 .

Alas poderosas. La versión “oficial” afirma que Pepo fue el creador de Condorito, pero, comoquiera que haya sido, el genio de este dibujante nato le imprimió el carisma a ese singular personaje que, con el paso de los años, llegaría a proyectarse al mundo. Al fin, Pepo abandonó la carrera de medicina para dedicarse a la caricatura.

PUBLICIDAD

René Ríos dotó a su personaje de una “patria chica” (la villa de Pelotillehue), de una hermosa novia llamada Yayita y de un cortejo de amigos (y de otros no tan amigos), como el compadre Chuma, Comega-to, Huevoduro, Ungenio González y Pepe Cortisona, su eterno rival.

Para la creación de muchos de esos personajes, el dibujante se inspiró en conocidos. Un elemento que caracteriza a la historieta de Condorito es que él es el único animalito que se desenvuelve en medio de personajes humanos.

En sus inicios, Condorito era muy diferente del actual. De pico prominente y de una pronunciada “nuez de Adán”, el dibujo original se acercaba más a la figura de un cóndor verdadero.

En diciembre de 1955 se publicó la primera antología de Condorito. Ya entonces, el personaje tenía el aspecto con el que se lo conoce hoy.

¡Muera el roto Quezada! Algunos personajes de Condorito fueron inspirados por la vida real. Lo mismo ocurrió con un rótulo que se ve furtivamente en las calles de Pelotillehue. El perro de Condorito aparece orinándose sobre un grafitti que dice “¡Muera el roto Quezada!”.

Esa escena comenzó a aparecer en la serie poco después de su lanzamiento, en 1949, como una venganza del caricaturista contra un mayor del ejército: Washington Quezada, gerente del Club Militar, adonde Pepo había ido a cenar con su esposa y su cuñada.

Pepo informó al mayor Quezada de la desaparición de las carteras de las dos señoras mientras ambas habían ido al baño, pero Quezada se refirió a ellas de manera bastante ofensiva.

Impedido por un amigo de darle una tunda al altanero militar, Pepo se vengó colocando, en su naciente historieta, el rótulo hoy muy conocido.

En Chile, la palabra “roto” alude al hombre del pueblo de escasos recursos económicos; pero, en el caso de “el roto Quezada”, Pepo le imprimió al término su sentido más despectivo: “grosero”. A fin de rematar su venganza, llamó Washington al perro del personaje.

Conquista del mundo. En 1976, la empresa Editors Press Service adquirió los derechos internacionales de Condorito y, un año después, en la Argentina apareció su primera edición internacional.

PUBLICIDAD

En 1982, en el Brasil, se lanzó la primera versión no hispana. Hoy, además de sus conocidos álbumes, Condorito se publica en 77 periódicos de 13 países, incluidos los Estados Unidos, y los derechos pertenecen a Televisa de Chile.

En los años 80, la Televisión Española y la Corporación de Televisión de la Universidad Católica de Chile llevaron a Condorito al dibujo animado.

Por esa época, la compañía de helados Bresler acuñó “monedas” de aluminio con los personajes de la historieta, para una publicidad llamada “el Banco de Pelotillehue”.

En el balneario de El Quisco (lugar a donde iba Pepo a buscar inspiración) se levanta un monumento a su famoso personaje.

René Ríos falleció de cáncer, a los 89 años, el 14 de julio del 2000, dejando un invaluable aporte a la proyección universal de la historieta latinoamericana, y legó a Chile uno de sus símbolos más representativos: Condorito.

EL AUTOR ES DIRECTOR DE LOS MOVIMIENTOS ARTÍSTICOS LA PLUMA SONRIENTE Y LA PLUMA COMIC de Costa Rica.

  • Comparta este artículo
Archivo

Un cóndor de vuelo universal

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota