18 febrero, 2013

Nueva York. EFE. El comisario europeo de Mercado Interior y Servicios, Michel Barnier, expresó en Nueva York su “preocupación” por los planes de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos de implementar nuevas regulaciones a los bancos extranjeros con presencia en este país.

“Los grandes bancos internacionales presentan problemas potenciales. Pero no estoy convencido del todo con el enfoque propuesto para la organización de bancos extranjeros”, dijo Barnier en un encuentro con inversores en el Metropolitan Club de la Gran Manzana.

En diciembre pasado, la Fed desveló un proyecto para obligar a los bancos extranjeros a unir todas sus divisiones en Estados Unidos en un mismo grupo, que estarían sujetos a los mismos estándares de capital que los grupos estadounidenses, con el fin de simplificar y equiparar las reglas que aplica a todas las entidades.

“Estamos muy preocupados por esta posibilidad” , afirmó posteriormente a la prensa Barnier, quien añadió que ya ha expresado su desacuerdo con la medida en sus encuentros con las autoridades estadounidenses. “Tenemos que solucionarlo porque si no habrá medidas recíprocas en la Unión Europea (UE)”, advirtió.

Barnier alertó también sobre los “conflictos legales” que pueden conllevar “las reglas locales a transacciones que ya están cubiertas por reglas extranjeras igualmente sólidas” .