21 agosto, 2012

Nueva York. efe Wall Street comenzó ayer la semana con una jornada en la que no se conocieron datos coyunturales de relevancia en Estados Unidos, y con muchas de las miradas puestas en una semana considerada clave para el futuro del euro, una vez que la canciller alemana, Ángela Merkel, se reúna con el presidente francés, François Hollande, y con el primer ministro griego, Antonis Samarás.

El alemán Jörg Asmussen, del Comité Ejecutivo del Banco Central Europeo, defendió la compra de deuda soberana por parte del organismo, pero solo después de que el país en apuros pida ayuda al fondo europeo de rescate.

Etiquetado como: