30 octubre, 2012

Bogotá. EFE. La mayoría de los parqués de Latinoamérica terminó ayer en terreno negativo luego de que su principal referente, Wall Street, no abriera sus puertas ante la llegada del huracán Sandy a la costa este de Estados Unidos y de que los mercados europeos cerraran con pérdidas.

La decisión de las autoridades neoyorquinas de no abrir el mercado de Wall Street por la llegada del huracán, que provocó inundaciones y cortes de electricidad en Nueva York y Nueva Jersey, dejó sin norte a las plazas latinoamericanas que siguen de cerca su comportamiento, aparte de que en Europa todos los mercados cerraron con descensos.