3 octubre, 2012

Nueva York. EFE Wall Street cerró ayer una jornada anodina y sin tendencia, con un descenso del 0,24 % en el Dow Jones de Industriales, un día en el que la falta de anuncios de empresas importantes dejó a los mercados sin un rumbo claro. La falta de referencias internas hizo que los mercados estadounidenses centraran su situación en el exterior, especialmente en España, ante la posibilidad de que su Gobierno pida ayuda a la Unión Europea este fin de semana, pese a que el presidente, Mariano Rajoy, lo haya negado. De hecho, la bolsa abrió en positivo ante la perspectiva de que España fuera a pedir el rescate en los próximos días, pero varió al cierre.