27 septiembre, 2012

Nueva York. EFE Wall Street encadenó ayer cuatro sesiones a la baja afectado de nuevo por los temores que genera la crisis de deuda europea, que pudieron más sobre el rumbo de la jornada que el exitoso debut bursátil de la filial del Banco Santander, el segundo mayor de este año después de Facebook. Las preocupaciones en los mercados por la situación al otro lado del Atlántico se intensificaron a raíz del segundo día de protestas frente al Congreso de los Diputados de España, que el martes ya dejaron 35 detenidos y 64 heridos y que se producen a un día para que el Gobierno presente los presupuestos del 2013. Las manifestaciones contra la austeridad fueron secundadas en Grecia.