13 diciembre, 2012

Nueva York. EFE. Las palabras de alerta por los efectos que ya está teniendo sobre la economía de EE. UU. el “precipicio fiscal” lanzadas por el presidente de la Reserva Federal (FED), Ben Bernanke, aguaron ayer la fiesta con la que había celebrado Wall Street las nuevas medidas de estímulo del banco central.

El Dow Jones de Industriales, el principal índice del parqué neoyorquino, llegó a sumar cerca de 70 puntos hacia el ecuador de la sesión, justo después de que se desvelara la nueva inyección, pero, tras escuchar las advertencias de Bernanke, cerró con un mínimo descenso del 0,02% o 2,99 puntos hasta los 13.245,45.

Etiquetado como: