26 enero, 2013

Nueva York. EFE Impulsado por resultados mejores de lo previsto, el selectivo S & P 500 reconquistó la barrera de los 1.500 puntos por primera vez en cinco años al acumular ocho jornadas consecutivas de avances, su racha alcista más prolongada desde 2004.

En todo caso, la subida semanal del Nasdaq fue más moderada debido al efecto arrastre del gigante tecnológico Apple, que vivió una semana de infarto.

La firma de la manzana mordida, que registró el jueves su peor día en cuatro años con un derrumbe superior al 12%, se dejó ayer otro 2,36 % y con él el título de empresa más valiosa del mundo que ostentaba hacía un año.

Etiquetado como: